Viernes, 15 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

El Ayuntamiento requerirá al Catastro que corrija los errores cometidos en la revisión

VITIGUDINO |  Ciudadanos presenta una moción verbal de un asunto de enero de 2015 sin justificar la urgencia y el equipo de Gobierno rechaza su inclusión e invita a que se posponga para ser dictaminada en comisión

La sesión tuvo un tramo final con acusaciones a medias para sembrar polémica y enturbiar la gestión / CORRAL

El alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, anunció este miércoles en el pleno de la Corporación su intención de requerir al Catastro a que corrija los errores que ha cometido en la revisión catastral de este municipio, pues según el regidor ha sido un número significativo de personas las que han informado al Ayuntamiento de la comisión de errores respecto a sus inmuebles.

Hay que recordar que la revisión catastral es competencia del Ministerio de Hacienda y la realiza la Dirección General del Catastro sin que los ayuntamientos intervengan más que para señalar el periodo en el que se llevarán a cabo las inspecciones por parte de esa institución, y que en el caso de Vitigudino, el Ayuntamiento solicitó para el ejercicio 2015, como así fue.

El asunto ocupó el debate en el pleno ordinario tras la pregunta formulada por el portavoz de Ciudadanos, Antolín Alonso, que intentó polemizar de nuevo una sesión sin complicación alguna y, a su vez,  ensombrecer la gestión realizada por el equipo de Gobierno, sembrando dudas en formato de preguntas sobre el proceder del Ayuntamiento al respecto, a lo que el alcalde recordó que la única intervención de esta entidad se ha limitado a facilitar –a los vecinos que lo han requerido– la presentación de la reclamación oportuna ante el Catastro tras detectar el error correspondiente en la revisión.

Ante las sospechas de Alonso de que la revisión no ha sido aplicada a todos los vecinos que han modificado el exterior de sus inmuebles desde 1995, el portavoz del PP, José María Herrero, sugirió que el Ayuntamiento informase al Catastro de aquellas modificaciones de las que tenga constancia y que no han detectado los inspectores, cuestión sobre la que el alcalde se mostró reacio al considerar que “esto es como Hacienda, no a todos hace la inspección y al que le toca le toca, y esto, además, no es competencia del Ayuntamiento”. Por el contrario, el portavoz del PP se mostró partidario de que “paguen todos los que tengan que pagar y no solo unos pocos”.

La revisión catastral supone el pago de 60 euros más el importe de los últimos cuatro años correspondientes al valor de la modificación realizada sin haber sido notificada al Catastro, con lo cual en algunos casos el importe de los recibos es considerable. La mayor parte de lo recaudado por el IBI revierte en los ayuntamientos, si bien la campaña de revisiones ha sido iniciativa del ministro de Hacienda Cristóbal Montoro. Esta medida afecta a todos los municipios españoles que no habían efectuado la revisión de los valores catastrales en los últimos diez años, y se lleva realizando desde el año 2013.

Moción sobre un acuerdo de enero de 2015

Además de este momento, Alonso ya intentó la polémica minutos antes cuando de forma verbal presentó una moción para que se derogase un acuerdo plenario adoptado en enero de 2015 sobre la concesión de una sepultura de beneficencia, moción que quiso se diera lectura sin justificar la urgencia. Así, la secretaria dio lectura en voz alta a parte del enunciado, considerando que el asunto era lo suficientemente complejo como para abordar el tema no sin antes haber sido dictaminado por la comisión correspondiente. Ante la opinión de la secretaria, el alcalde pasó a votación la ratificación de la inclusión de la moción en el orden del día, propuesta que recibió los votos en contra del equipo de Gobierno.

También antes, aunque finalmente votó a favor tras las explicaciones ofrecidas por el alcalde y la secretaria, Alonso volvió a sembrar dudas en la aprobación del estudio de detalle solicitado por Dehesa Grande en la zona del matadero. El punto de mira del portavoz de C’s estaba en el informe de la Confederación Hidrográfica del Duero en el que sugiere dar solución a las aguas pluviales que atraviesan la carretera de Moronta mediante una tajea y que recorren el dominio público hidráulico, por lo que el promotor de la urbanización del polígono –como señaló el regidor– deberá canalizar estas aguas dándole salida hacia la zona de la depuradora de aguas residuales, instalaciones que también serán ampliadas por la Junta de Castilla y León a solicitud del Ayuntamiento. El punto fue aprobado finalmente por unanimidad.

Antes de esa recta final del pleno, se aprobaría por unanimidad el estudio de detalle solicitado por un constructor en la calle Plateros, y la adjudicación definitiva de las obras de mejora del ayuntamiento a la empresa Cogarmar S. L. tras la renuncia de la primera en el concurso. También se informó en esta sesión de liquidación del presupuesto 2015 y de las resoluciones de Alcaldía, entre ellas la apertura de un expediente sancionador a un establecimiento por ocupación reiterada de la vía pública y tras varios apercibimientos, y la paralización de una obra en suelo rústico por carecer de licencia.