Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Sin conciliación entre Berkeley y los integrantes de Stop Uranio a los que pide 500.000 euros

CIUDAD RODRIGO | Con José Ramón Berrueco no se llegó a celebrar el acto de conciliación por no ser el Juzgado competente al residir en Villares de Yeltes
Jesús Cruz y José Ramón Berrueco estuvieron acompañados por algo más de 150 personas

Los Juzgados de Ciudad Rodrigo acogieron en la mañana del miércoles el acto de conciliación entre la empresa australiana Berkeley y los dos integrantes de la Plataforma Stop Uranio a los que quiere demandar por presuntas injurias y calumnias, Jesús Cruz y José Ramón Berrueco. Tal y como era previsible, el acto se saldó sin conciliación, con lo cual ahora Berkeley debe decidir si continúa adelante con la demanda judicial, a través de la cual reclama 500.000€ en concepto de daños y perjuicios por esas presuntas injurias y calumnias.

Jesús Cruz y José Ramón Berrueco estuvieron acompañados en su paso por los Juzgados de Ciudad Rodrigo de algo más de 150 personas, llegadas de toda la provincia e incluso de fuera de ella, entre los que hubo representantes de IU, Equo y Podemos, integrantes de Stop Uranio o personas relacionadas con el Balneario de Retortillo, que portaron pancartas rechazando los proyectos mineros de Berkeley.

Entre los representantes políticos estuvieron el procurador de IU-Equo en las Cortes de Castilla y León, José Sarrión; la coportavoz de Equo, Marta Santos; el teniente de alcalde de Ciudad Rodrigo, Domingo Benito; o el alcalde de Boada, el socialista Juan Matías Garzón. Durante todo el tiempo que duró la comparecencia en los Juzgados, no pararon de gritar consignas contra Berkeley y en apoyo de Jesús Cruz y José Ramón Berrueco.

Como decíamos, en la mañana del miércoles no hubo conciliación entre Berkeley y Jesús Cruz y José Ramón Berrueco, aunque lo ocurrido en torno a ambos dentro de los Juzgados fue diferente, ya que en el caso de José Ramón Berrueco, ni siquiera se llegó a poner en marcha el acto de conciliación. Por un lado, esta persona había sido citada en calidad de presidente de Stop Uranio cuando, según él mismo explicó a las puertas de los Juzgados, es secretario y portavoz de la Plataforma antimina.

Por otro lado, José Ramón Berrueco es de Villares de Yeltes, con lo cual, jurídicamente, él pertenece al Partido Judicial de Vitigudino, por lo que su situación no puede ser vista en los Juzgados mirobrigenses. Como explicó su abogado, “no es el juzgado competente para este acto”. José Ramón Berrueco indicó que no estaba claro quién debe pronunciarse en torno a su situación, si el juez de paz de Villares, o una agrupación de jueces.

Respecto a Jesús Cruz, sí se llegó a celebrar el acto previsto, en el cual el integrante de Stop Uranio no reconoció los hechos, es decir, desde su punto de vista las declaraciones que ha efectuado no son injurias ni calumnias como considera Berkeley. Por lo tanto, una vez que no ha habido conciliación, la empresa australiana debe decidir ahora si continúa adelante con su intención de interponer la querella por la que reclama 500.000 euros. En caso de hacerlo, será el juez el que decida si la admite a trámite, y por lo tanto se inicie el proceso judicial.

La Plataforma Stop Uranio volverá al Juzgado el próximo martes 28 de junio, en este caso desde el otro bando, por la querella que ha interpuesto contra el exalcalde y varios ediles de Retortillo por presunto enriquecimiento ilícito a la hora de venderle terrenos a la empresa minera Berkeley.

Ver más imágenes: