Lunes, 18 de diciembre de 2017

Los ingenieros de informática de la región piden más inversiones de la Junta

“Sigue sin ampliar la plantilla  y esto puede afectar a la calidad y seguridad de los datos y servicios”
Los ingenieros informáticos son fundamentales en las Administraciones

“La Junta de Castilla y León ignora la necesidad de invertir en Informática, sigue sin ampliar la plantilla de personal informático y esto puede afectar a la calidad y seguridad de los datos y servicios”. Es la denuncia que hace el Colegio Profesional de Ingenieros de Informática de Castilla y León.

Desde esta entidad, argumentan que “a pesar de existir plazas libres, se han convocado aquellas que ya están ocupadas por personal temporal”. “Los responsables políticos seguirán utilizando la excusa del mal llamado ‘fallo informático’ cuando haya problemas con los servicios informáticos cuando el problema real es su mala preparación para la gestión del mundo digital”, añaden.

Comunicado del Colegio Profesional de Ingenieros de Informática de Castilla y León

El pasado mes de febrero, la Junta de Castilla y León hizo pública su oferta de empleo en la que ofertaban, entre otras, 4 plazas de Técnico Superior en Informática por turno libre. Un número de plazas muy escaso teniendo en cuenta que desde 2008 no se ofertaban plazas por este método de acceso que permite la ampliación de plantilla.

Ahora, se ha hecho oficial la convocatoria y resulta que no sólo se ofertan pocos puestos si no que, a pesar de existir plazas libres, las ofertas están ocupadas por personal temporal. Es decir, ni se van a cubrir vacantes ni se va aumentar la plantilla.

Los responsables de los servicios informáticos de la Junta habían proporcionado una lista con las plazas que estaban vacantes para que fueran esas las que se ocuparan. Han sido completamente desoídos y se han ofertado las que estaban ocupadas por personal temporal. Algunos de nuestros compañeros pueden perder su trabajo a pesar de que la Junta lo que necesita son más profesionales.

A raíz de la ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos se están llevando acabo en los últimos años grandes exigencias en materia informática en la administración. Es necesario implementar nuevos sistemas informáticos y modificar los existentes para cumplir con la normativa de administración electrónica y las medidas de seguridad que conllevan. Además, estos sistemas necesitan un mantenimiento constante en el tiempo: adaptación a cambios normativos, actividades de operación, cumplir con las auditorías de calidad y seguridad...

Esta falta de inversión no sólo produce consecuencias en la reducción del número de servicios informáticos para el ciudadano y los profesionales de la Junta. Por un lado, la falta de personal provoca una reducción de calidad de dichos servicios haciendo que se produzcan caídas, ralentizaciones, errores o complejidad en su operación. Por otro lado, si no hay suficientes medios para implementar las medidas seguridad, aumentará la exposición a amenazas de pérdidas de datos o acceso y modificación de los mismos por parte de intrusos.  

Avisamos a los ciudadanos de que oirán el término “fallo informático” cada vez que haya algún tipo de problema en los servicios informáticos. No se tratará de un problema de la informática sino de la mala gestión de los dirigentes de las administraciones en temas digitales.

En todas las encuestas que se publican en relación a la demanda de profesionales en las empresas, los puestos relacionados con la Ingeniería en Informática están en las primeras posiciones. Está claro que la sociedad demanda profesionales de la informática y la Junta está haciendo oídos sordos.

No sólo en el sector privado está aumentando está demanda, en la Administración General del Estado, en los dos últimos años las plazas de ofertas de empleo en informática han crecido sustancialmente.

La Junta además de no aumentar el número empleados, no está tomando todas las medidas para que el personal tenga la cualificación necesaria. Como ha hecho siempre, para puestos de trabajo de informática, no exige la titulación específica de Ingeniería en Informática y cualquier Licenciado, Ingeniero o Arquitecto, puede optar a ellas.

Es un contrasentido, que la sociedad invierta dinero en formar Ingenieros en Informática y luego su título no tenga en consideración que merece. Además, también es un sinsentido que una titulación tan demandada laboralmente, sea ignorada repetidamente por las administraciones haciendo que deje de ser atractiva para los estudiantes.

Desde el Colegio hacemos un llamamiento a la Junta de Castilla y León y a todas las administraciones para que “despierten” y se den cuenta de la necesidad que tiene la sociedad de invertir en Ingeniería en Informática.