Viernes, 15 de diciembre de 2017

Los diferentes perfiles de jugadores de poker

Jugador experto: Son jugadores profesionales que tienen toda la experiencia necesaria. Son capaces de cambiar su estrategia y convertir el juego en lo que deseen, engañando a sus adversarios fácilmente

Jugador pasivo: Seleccionan cuidadosamente la mano con la que entrarán a apostar, usualmente no apuestan agresivamente, y muy pocas veces están dispuestos a aumentar la apuesta

Cuando jugamos póker seguramente encontraremos distintos tipos de jugadores, que en base a ciertas características y dependiendo de su personalidad y propósito para atender a la sala de juego, pueden darnos una idea de con qué podríamos encontrarnos y quizás, tener mejor suerte en la próxima jugada.

Existen demasiados tipos de jugadores, desde los que no se lo toman muy en serio hasta a los que hay que recordar que si juegas muchas horas al póker hay que descansar, y en este post detallamos una lista de los más comunes:

-    Jugador pasivo: Seleccionan cuidadosamente la mano con la que entrarán a apostar, usualmente no apuestan agresivamente, y muy pocas veces están dispuestos a aumentar la apuesta.

-    Jugador roca: Incluso más selectivo que el pasivo, solo apostará al tener la completa certeza de que su mano será la ganadora. Son fáciles de engañar, pues juegan sus manos verdaderas y no caen en provocaciones.

-    Jugador suelto - pasivo: Este tipo de jugador pareciera que no le importa si tiene o no la mano ganadora, son sumamente relajados y no les complica foldear manos, aunque se cuidan de aumentar apuestas. 

-    Jugador igualador: Puede ser el jugador mas esperanzado de todos. Son igualadores de apuestas por naturaleza, pues consideran que al último momento tendrán suerte.

-    Jugador Donkey: Igualan y aumentan apuestas sin considerar las consecuencias, y pueden encontrarse en la línea que separa a un jugador suelto pasivo y uno agresivo.

-    Jugador suelto - agresivo: Es el jugador más peligroso. Entran en todas las apuestas y no temen aumentar o igualar ninguna de ellas, difícilmente podemos saber si cuentan con una mano buena.

-    Jugador maníaco: Es el jugador más agresivo. Experimenta el juego como una pelea de “machos”, dejando de lado probabilidades o estrategias, es capaz de igualar todas las apuestas y si te atreves a igualar, rápidamente se irán “all in”.

-    Jugador farolero: Es mentiroso de cuna, muy conocido y capaz de engañar a cualquiera para ganar una mano.

-    Jugador profesional: Conoce todos los trucos y son capaces de analizar probabilidades rápidamente. Saben leer muy bien a sus contrincantes y su capacidad de adaptación es incomparable.

-    Jugador experto: Son jugadores profesionales que tienen toda la experiencia necesaria. Son capaces de cambiar su estrategia y convertir el juego en lo que deseen, engañando a sus adversarios fácilmente.