Lunes, 18 de diciembre de 2017

“El PP se ha dedicado a dinamitar los cimientos del Estado del Bienestar”

“La primera tarea a la que dedicará todo su esfuerzo el gobierno socialista será la de poner de nuevo en marcha, al máximo nivel, los cuatro pilares de nuestro sistema: la educación pública; la sanidad universal y gratuita; el sistema de pensiones, garantizando su financiación; y la dependencia, dotándola de la financiación necesaria”

David Serrada, candidato del PSOE al Congreso por la provincia de Salamanca / Foto de Alejandro López

Derogar la reforma laboral del Partido Popular, incrementar la cantidad que el Estado recauda sobre los amplios beneficios de las grandes empresas, reducir al máximo el fraude fiscal y apostar por la inversión en actividades económicas con proyección de futuro. Estas son algunas de las propuestas con las que los socialistas quieren lograr la confianza de los electores.

A tres días de los comicios, el candidato que encabeza la lista al Congreso por el PSOE en Salamanca, David Serrada, mantiene que un voto para su partido “es un voto para el cambio del presente y el futuro”, ya que “el PP se ha dedicado a dinamitar los cimientos del Estado del Bienestar”.

Por eso, ante un nuevo escenario de posibles pactos, asegura que, con o sin Rajoy, “es imposible llegar a un acuerdo de gobierno con un partido político que está en las antípodas políticas e ideológicas con el PSOE”. Quizá esta afirmación deja la puerta abierta de Unidos Podemos. A partir del domingo por la noche, lo sabremos. De momento, les ofrecemos una entrevista con uno de los aspirantes a representar a los salmantinos en la Cámara Baja, el socialista David Serrada.

¿Cuál es el principal mensaje del PSOE en esta campaña?

 España, Salamanca, necesitan un cambio, un giro político que permita más y mejor empleo, la igualdad entre hombres y mujeres, más inversión en los servicios públicos y desterrar la corrupción de la política. El PSOE es el único partido que puede garantizarlo.

¿Qué soluciones defienden ante los problemas de los ciudadanos,  especialmente el desempleo o el trabajo precario?

El principal problema que tenemos los salmantinos y, sobre todo, las salmantinas, es el desempleo. Cuando escucho a los jóvenes o a sus padres, de mi entorno más cercano, dan por hecho que cuando acaben sus estudios se tendrán que ir fuera para encontrar un trabajo. Estoy cansado de escuchar a muchos de mis amigos como trabajan con contratos temporales y cobrando nóminas que no llegan a los 600 Euros pero que se sienten indefensos porque si protestan pueden irse a la calle con una mano delante y otra detrás. Me indigna conocer casos de mujeres que cobran mucho menos que sus compañeros, haciendo la misma tarea en la empresa. Todo eso está pasando en Salamanca.

Mi partido propone una derogación de la reforma laboral del Partido Popular para acabar con la precariedad en el empleo. Queremos un nuevo marco laboral en España que permita incrementar los derechos de los trabajadores y las trabajadoras. Pero también vamos a incrementar los recursos públicos para generar más empleo, sobre todo entre mujeres, jóvenes, mayores de 45 años y parados de larga duración. Y además, queremos desactivar la contratación precaria, queremos acabar con los falsos autónomos y los falsos becarios, ambas figuras muy comunes en nuestra provincia.

¿Ha variado en algo el programa, respecto a los comicios de diciembre?

El PSOE es un partido coherente con sus principios y valores. Nuestras propuestas no han cambiado porque los problemas de los salmantinos y las salmantinas son los mismos hoy que en diciembre. Lo único que ha variado en mi partido es incrementar las ganas, la ilusión y el compromiso para liderar un cambio político en España.

En materia económica, el déficit del país parece que va a condicionar al futuro gobierno. ¿Cómo espera atajarlo el PSOE?

La Unión Europea ya ha lanzado a España un mensaje claro sobre la necesidad de aplicar nuevos ajustes económicos. Nuestro país tiene inmensas oportunidades para conseguir un mayor desarrollo y, sobre todo, un desarrollo más justo, en el que nadie se quede atrás.

Tenemos un problema con los ingresos. Creemos que cuanta más gente aporte al sistema, mejor. Y creemos que quienes más tienen están en la obligación de aportar más. Por eso, si queremos reducir el déficit, queremos un país más desarrollado y además que el desarrollo sea justo socialmente, tenemos que obtener más ingresos  redistribuir mejor la renta y aportar más dinero a las inversiones y a las políticas sociales. Por lo tanto, habrá que incrementar la cantidad que el Estado recauda sobre los amplios beneficios de las grandes empresas, habrá que reducir al máximo el fraude fiscal y apostar por la inversión en actividades económicas con proyección de futuro.

¿De los planteamientos socialistas cuáles son los que más podrían afectar a nuestra provincia?

Todas las propuestas de nuestro programa afectan a nuestra provincia. Desde la derogación de la reforma laboral, a la recuperación del Pacto de Toledo para que las pensiones vuelvan a subir de manera digna cada año, al incremento del presupuesto para aplicar la Ley de la Dependencia, a las medidas para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, a la búsqueda de un gran pacto sobre nuestro modelo educativo, a la ampliación de las becas, al incremento en la inversión en i+D+I fundamental para nuestra Universidad, a la creación de un plan de choque de empleo para los jóvenes...

Usted ha hablado de la herencia de Rajoy, ¿por qué considera que es un lastre?

El Partido Popular se ha dedicado a dinamitar los cimientos del Estado del Bienestar. Me pareció una vergüenza escuchar a Rajoy en el debate a cuatro sacar pecho por la política del PP en educación, sanidad, pensiones o dependencia. ¿Se cree Rajoy que los ciudadanos no tenemos capacidad para saber de verdad lo que pasa a nuestro alrededor?

La primera tarea a la que dedicará todo su esfuerzo el gobierno del PSOE será la de poner de nuevo en marcha, al máximo nivel, los cuatro pilares de nuestro sistema: la educación pública; la sanidad universal y gratuita; el sistema de pensiones, garantizando su financiación presente y futura; y la dependencia, dotándola de la financiación necesaria.

¿Esto significa que sin él sería posible un entendimiento con el PP?

No puede haber un acuerdo con el Partido Popular. Es imposible. No va a haber un acuerdo de gobierno con el Partido Popular. ¿Pero cómo va a ser posible llegar a un acuerdo con un partido político que está en las antípodas políticas e ideológicas con el PSOE?

¿Qué le parece la propuesta estrella del PP, la bajada de impuestos?

Una bajada de impuestos implica una menor aportación de dinero al Estado para poder mantener los servicios públicos. Las bajadas de impuestos hechas por el PP lo único que han traído a nuestra provincia son menos profesores en la Universidad, los colegios y los institutos; menos médicos en los centros de salud, el cierre de plantas en los hospital y que las listas de espera sean interminables; que las pensiones suban unos céntimos al mes y que la prestación por dependencia haya bajado considerablemente. Todo eso es la consecuencia de la bajada de impuestos ofrecida por el Partido Popular.

La actitud de Unidos Podemos con el PSOE ha cambiado notablemente y ahora es de mano tendida. ¿Es cierto que entre los socialistas hay división entre los que rechazan y los que verían bien un pacto con esta formación?

El Partido Socialista va a ganar las próximas elecciones. No veo otro escenario diferente a ese. A partir de ahí, nosotros no asentaremos la gobernabilidad de España ni con los que aplican la política de la tijera con los servicios públicos ni con los que pretenden liquidar el marco constitucional que ha permitido la convivencia de todos los españoles durante las últimas décadas.

Y para concluir, ¿qué le diría a los votantes indecisos e incluso a los que están enfadados por la repetición de las elecciones?

Que piensen en su presente, en las listas de espera, en el copago de los medicamentos, en la congelación o bajada de sus salarios, en las condiciones laborales que tienen en su trabajo, en la beca que no ha recibido, en la ridícula subida de su pensión, en el recorte de su prestación por dependencia o en las cuentas que tiene que hacer para llegar a final de mes. Que piense en si ese presente desearía que fuese el que querría para sus hijos y para sus nietos. El día 26 tenemos la oportunidad de cambiar el presente y el futuro con nuestro voto. Un voto al PSOE es un voto para el cambio.

Fotos de Alejandro López