Sábado, 16 de diciembre de 2017

Del Olmo pide al ministro de Agricultura israelí que abra el mercado a la carne de Castilla y León 

El Gobierno de Benjamín Netanyahu pretende incentivar la importación de carne fresca, lo que  determina que este sea el momento más idóneo para intensificar las relaciones comerciales

Reunión de la consejera de Economía y Hacienda con el ministro de Agricultura israelí / JCyL

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, se ha reunido a primera hora de esta mañana con el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Israel, Uriel Yehuda Ariel, a quien ha trasladado el interés de la Junta por ampliar la cuota de comercialización de los productos agroalimentarios de Castilla y León en este mercado y, más en concreto, de abrirlo a la industria cárnica autonómica. La recepción oficial, que ha tenido lugar en la sede del Parlamento Judío en Jerusalén, es la primera que ofrece el mandatario del ramo a un alto cargo de una comunidad autónoma española desde que el país anunciara a principios de este año una política más aperturista para favorecer las importaciones de carne fresca.

La reunión con el titular de Agricultura y Desarrollo Rural, a la que ha acudido entre otros el embajador de España en Israel, Fernando Cardedera, se inscribe en la segunda jornada del viaje institucional a este destino de Oriente Medio, programado en el calendario anual del IV Plan de Internacionalización Empresarial 2016-2020.

Israel figura en la relación de mercados objetivo definidos en la estrategia por su elevado potencial de consumo, que brinda una oportunidad a Castilla y León para aumentar el grado de penetración de sus productos y servicios, aún hoy moderado.

De hecho, las exportaciones a este país, que en 2015 llevaron a cabo 110 empresas, alcanzaron los 53 millones de euros, lideradas por la automoción y la rama químico-farmacéutica, con cuotas del 39,9 % y del 24,9 % respectivamente. En la tercera posición se sitúa la agroalimentación, que copa el 11 % del total de las ventas (5,8 millones de euros el último año cerrado).

Este es el sector prioritario sobre el que la Junta va a centrar su labor de promoción comercial en Israel por considerar que presenta las mayores posibilidades de crecimiento exportador. Conviene recordar que, dentro de la economía israelí, la cesta de la compra representa el 16,2 % del consumo de los hogares y que el 17 % del gasto culinario se produce fuera del ámbito doméstico.

Sin embargo, son las últimas medidas anunciadas por el Gobierno de Benjamín Netanyahu para incentivar la importación de carne fresca las que determinan que este sea el momento más idóneo para intensificar las relaciones comerciales con Israel y abrir camino a la pujante industria cárnica de Castilla y León y, por extensión, a la española en un mercado que puede ser también la puerta de entrada a la comunidad judía de otros territorios.

En concreto, el Estado israelí prevé incrementar en 1.500 toneladas adicionales la cuota de exenciones fiscales para la importación de carne fresca y llegar así a las 6.120. Su asignación entre los proveedores se efectuará conforme a su capacidad de distribución y a su política de precios. El objetivo último del Gobierno es fomentar la aparición de nuevos importadores, diversificar su procedencia y abaratar el coste del alimento para el consumidor sin comprometer su calidad y seguridad.

Emerge así una oportunidad de crecimiento para la industria cárnica que tiene un significativo peso dentro del sector agroalimentario autonómico, ya que absorbe casi la cuarta parte (el 23,9 %) del conjunto de sus exportaciones; ampara a 778 empresas (el 26 %) y emplea a más de 10.000 personas (el 30 % de los ocupados).

Información para la obtención del certificado Kosher

 

El aperturismo iniciado por Israel modifica el escenario que hasta ahora presentaba este país ante terceros para la comercialización agroalimentaria, protegida de las importaciones por las estrictas regulaciones sanitarias, los altos tipos de aranceles y la certificación Kosher, documento acreditativo de que un alimento se ajusta a las condiciones dietéticas e higiénicas requeridas por la religión judía para ser consumido, que en el caso de la carne constituye un requisito de obligado cumplimiento.

Al respecto, cabe recordar que la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE) celebró el pasado 12 de mayo una jornada informativa dirigida a empresas de la Comunidad interesadas en obtener esta acreditación. Precisamente, las dificultades de incursión en el mercado israelí para los productores de cárnico explican que, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), solo tres compañías españolas cuenten con autorización Kosher para exportar ovino y caprino, dos de las cuales tienen su sede en la provincia de Zamora: Moralejo Selección y Lechazos de Castilla y León.

La Junta acompaña a estas dos empresas con ‘pasaporte’ para vender cordero al vacío y congelado en esta misión a la que también se suma la burgalesa Incarsa, que actualmente comercializa fuera de las fronteras nacionales el 90 % de la producción de su matadero.

Dentro del sector agroalimentario, otra de las compañías que viaja en esta expedición comercial emprendida por la Consejería de Economía y Hacienda a través de la ADE es la salmantina Feyce, dedicada a la fabricación, envasado y comercialización de miel, otro producto que, junto con la alfalfa, presenta buenas perspectivas de crecimiento en este mercado de 8,3 millones de habitantes.

La agenda de actividades de promoción comercial se completa en la jornada de hoy con la cena degustación de productos Kosher de Castilla y León, que ofrece esta noche la Junta a importadores, distribuidores y profesionales gastronómicos de Israel.