Viernes, 15 de diciembre de 2017

Nunca un lugar de paso

¿Quién ata a tu espalda la paciencia del mundo? Es la piedra que absorbe el dolor para que pese poco y se evapore. Qué fácil es saberte viva en mis ojos y volver a sentir cada día el eco de tu tiempo, de tus calles y besos. (Jclp)

¿Quién ata a tu espalda la paciencia del mundo? Es la piedra que absorbe el dolor para que pese poco y se evapore. Qué fácil es saberte viva en mis ojos y volver a sentir cada día el eco de tu tiempo, de tus calles y besos.

(Jclp)

Cada mañana se renueva en este periódico nuestra pasión por Salamanca, nunca una ciudad de paso. La ‘Mirada’ de este martes lleva el sello del fotógrafo Pablo de la Peña, enamorado de la vida que destilan las piedras y las personas de nuestro entorno. En la imagen, la impresionante gárgola del Claustro de las Dueñas nos anticipa la majestuosidad de las torres catedralicias.