Viernes, 15 de diciembre de 2017

Los padres declaran la guerra a los deberes que tienen que realizar los niños en verano

La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos se plantea la obligatoriedad de hacer actividades fuera de horario lectivo y de las aulas

Un padre ayuda a su hijo a realizar un deberes de clase

La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) ha pedido a los profesores y centros educativos que no manden deberes a los alumnos para hacer durante el verano y han anunciado la puesta en marcha próximamente de una campaña en contra de las tareas extraescolares.

"El verano es fiesta para todo el mundo y no solo para una parte", ha destacado el presidente de la Ceapa, Jesús Salido.

Además de hacer un llamamiento a la reflexión sobre los deberes a profesores, padres y a la sociedad en general, los representantes de las familias de la Escuela Pública han llevado también su petición contra los deberes ante el Ministerio de Educación.

Para ello han señalado que ayer registraron en la sede del Ministerio un escrito dirigido al próximo responsable de este departamento en el que le preguntan cuál es la obligatoriedad de hacer actividades fuera de horario lectivo y de las aulas.

También le cuestionan sobre si se pueden tomar medidas para evitar que en caso de no hacer deberes un alumno sufra castigos como bajadas de notas.

"Le ponemos deberes sobre los deberes al próximo responsable de Educación", ha resaltado Salido. "Los deberes no son beneficiosos para nadie, no queremos ni que se racionalicen ni que se regulen, sino que desaparezcan", ha explicado.

Salido ha argumentado que los padres cada vez están "más desesperadas" con los deberes de sus hijos por cómo influyen en las relaciones familiares e incluso en su economía porque muchas veces tienen que recurrir a clases particulares.

Por otra parte, Salido ha criticado el cambio del calendario escolar en Cantabria (una semana de vacaciones cada dos meses de clases) por cómo afecta esa medida a las familias y porque se ha tomado la decisión sin contra con ellas.

Asimismo, ha sostenido que "agrupar los días de fiesta no va a beneficiar al estudiante desde el punto de vista pedagógico ya que el propio profesorado ha dicho que va a mandar tareas para casa esos días".

"Los centros y las aulas van a cerrar pero no las familias", según el presidente de la Ceapa. "Hay que hablar de los tiempos escolares pero de forma serena y en profundidad", ha añadido.

Fuente: El Norte de Castilla