Miércoles, 13 de diciembre de 2017

“UPyD es una opción diferente, que lleva en su ADN la regeneración democrática”

“Nuestro proyecto sigue siendo plenamente necesario porque el resto de partidos políticos están generado frustración porque se dedican a prometer lo que luego no cumplen”
Águeda Arranz, candidata de UPyD al Congreso por Salamanca, en el centro, junto a compañeros de la región

En el acto central de campaña de UPYD en Castilla y León, que se ha desarrollado en Valladolid, la candidata al Congreso por Salamanca, se mostró satisfecha con la campaña electoral y reivindicó cambios para mejorar la vida de los ciudadanos castellano-leoneses. Águeda Arranz comenzó señalando que “somos ejemplo de austeridad en nuestras campañas”. En el acto en el que estuvieron presentes todos los candidatos de la Comunidad y numerosos afiliados y simpatizantes, Arranz afirmó que “el proyecto de UPYD sigue siendo plenamente necesario porque estamos convencidos de que el resto de partidos políticos están generado frustración porque se dedican a prometer lo que luego no cumplen”.

Águeda Arranz destacó que “los castellano-leoneses tienen la opción de votar a una formación política diferente, que lleva en su ADN la regeneración democrática”. “Los ciudadanos no tienen que resignarse a elegir entre lo que le ofrecen las encuestas, los votos se consiguen en las urnas”, continuó apuntando.

Además, la candidata recalcó que “es necesario convertir el Congreso en una institución de la gente, para que deje de ser una burbuja aislada de la ciudadanía”. En este sentido, propuso abrir una oficina de atención al ciudadano en cada una de las provincias de Castilla y León, para que puedan hacer llegar sus necesidades a la Cámara.

Arranz reivindicó un nuevo modelo económico para Castilla y León. Para ello, propuso crear un plan de reindustrialización de la Comunidad, que diversifique la industria hacia sectores con alto valor añadido y que ayude a aquellas empresas que crean empleo y riqueza.

Por otro lado, presentó la posibilidad de desarrollar un plan de desarrollo de la agricultura, para modernizarla y adaptarla a las demandas actuales. Ese plan incluiría ayudas económicas y estructurales. “Una apuesta decidida por una economía moderna permitiría evitar el paro y la despoblación en Castilla y León”.

Finalmente, la candidata resaltó que “otro aspecto esencial por el que hay que velar son los servicios públicos, como la sanidad y la educación, que actualmente están penosamente gestionados, como podemos ver en Salamanca, donde han aparecido recientemente 13.000 citas médicas de hace más de 2 años”.