Lunes, 11 de diciembre de 2017

La propaganda electoral la asocio a un globo que va creciendo inútilmente y sube y sube alejándose de la realidad de la superficie de la tierra, perdido en la ideología que lo sustenta

Fructuoso Mangas, sacerdote, en su artículo ‘Un globo, dos globos, tres globos’