Lunes, 18 de diciembre de 2017

¿Tiene peso la USAL en la ciudad?

Conclusiones de la Jornada “La parte y el Todo” (9 de junio 2016)

En Salamanca, en su Casa del Pueblo, de UGT, se celebró el pasado día 9 de junio una jornada para debatir sobre el estudio elaborado acerca del impacto Económico de la Universidad de Salamanca en su entorno geográfico titulado “La parte y el todo” (Rafael Muñoz de Bustillo et alii), realizado por la USAL.

Cualquier ciudadano de Salamanca puede pensar que el impacto de la Universidad en nuestra ciudad debe ser, cuanto menos, importante. El interés de este estudio radica precisamente en que demuestra una conclusión clara y evidente: el impacto de la Universidad es tan grande que sitúa a nuestra ciudad como una pieza central de la estructura productiva de Castilla y León.

Para debatir sobre tal conclusión, reunimos en la jornada del jueves a representantes de la Universidad, representantes de partidos políticos y agentes sociales de Salamanca, que a lo largo de la tarde debatieron sobre la relación de la Universidad y de la Ciudad.

Todos ellos convinieron en la relevancia de las conclusiones, que no por aparentemente evidentes son  menos importantes. Cada representante trató el tema desde su perspectiva y finalmente se celebró una mesa redonda, donde los ponentes expresaron su preocupación por la necesidad de potenciar la relación de la Universidad y la Ciudad. Se habló como temas centrales en especial del modelo de financiación de la universidad, de la transferencia de resultados, y de la relación de la universidad y la empresa. Pero cada propuesta realizada conducía a otro debate distinto: qué modelo de universidad queremos. Y en esta materia quedó claro que aún hay mucho camino que recorrer, que hay necesidad de un rumbo y unas medidas concretas que aún no han sido definidas por nuestros representantes.

Tengo  algo claro: defendemos una universidad pública de calidad y exigimos a la Junta de Castilla y León que se retomen los niveles de financiación pública del gasto y la inversión de los años anteriores a la crisis, que se realice una política de dotación de personal docente e investigador y de administración y servicios que corrija los graves recortes producidos, y que se potencie  una mayor coordinación con la Universidad.

Y por fin refrenda toda la exposición el punto de vista del Departamento de Juventud de la UGT en Salamanca, que puede ser la voz de la preocupación de éstos.

José Luis Hernández Rivas

S. General UGT. SALAMANCA