Martes, 12 de diciembre de 2017

Presidía la Cámara con 11 millones en Suiza

Finalizada, al menos de momento, la serie sobre los papeles de Panamá,eldiario.es ha iniciado otra del mismo género titulada “Los papeles de la Castellana”, en la que han comenzado a aparecer nombres beneficiados por la amnistía fiscal decretada por el gobierno Rajoy en 2012, esa que el ministro Montoro ha denominado siempre con el eufemismo de “regularización tributaria extraordinaria”.

Turulatos se quedaron ayer los palentinos -y también los que no lo son- al conocer que los dueños de una de las empresas más emblemáticas del terruño, Pipas Facundo, aprovecharon aquella “regularización” para aflorar ante la Hacienda española cerca de 11 millones de euros depositados hasta entonces en un banco suizo.

La mayor parte de dicho pastizal, 10,7 millones, estaban a buen recaudo en una cuenta abierta en 2005 en la Unión de Banques Suisses (UBS) a nombre de Rosa María Blanco, hija de Facundo, el fundador del emporio familiar. Era la segunda cuenta abierta en la misma entidad, ya que desde el año 2000 ella misma y su marido, Vicente Villagrá, presidente y consejero delegado de la empresa, compartían otra con un saldo de 262.762 euros. Gracias a la amnistía fiscal, con el abono de una módica cuota de 337.405 euros los 11 millones de euros atesorados en Suiza por el matrimonio quedaron legalizados en España.

Lo que agrava la dimensión social del caso es que Villagrá no es un empresario cualquiera, sino que desde hace la tira de años, cerca ya de 20, es el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Palencia. “Aquí hay una gran masa de trabajadores que son el nudo central de las empresas, pero también tenemos unos caraduras que hacen que el absentismo laboral sea en España el doble que en otro países con los que competimos”, decía en plena crisis.

Partidario de reducir el gasto público, bajar los impuestos, abaratar las cuotas empresariales a la Seguridad y profundizar “de verdad” en la reforma laboral, Villagrá es de lo que piensa que los españoles “hemos estado viviendo hasta un 30 por ciento por encima de nuestras posibilidades”.

En fin, el PSOE y Podemos coincidieron ayer en pedir su dimisión como presidente de la Cámara palentina.