Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ledesma al día

El burro zamorano-leonés, un curioso inquilino a orillas del Tormes

ALMENARA DE TORMES | En su desbroce natural, esta manada de ejemplares de raza autóctona que pasea por la Fundación Tormes-EB, contribuye a la prevención de incendios
A orillas del Tormes a su paso por Almenara

Curiosa estampa, por lo poco habitual que es encontrarse con ellos por estos lares. Compañeros de las labores de labranza y medio de transporte en el medio rural durante generaciones, hoy en día no resulta fácil toparse con estos ejemplares de burros zamorano-leonés, una raza característica por su docilidad y robustez. Salvo para quien pasee estos días por los alrededores de la Fundación Tormes-EB, en Almenara de Tormes. Y es que estos burros, pertenecientes a la asociación zamorana Aszal (Asociación Nacional de criadores de la Raza Asnal Zamorano Leonesa), se han convertido en inquilinos temporales de la Fundación, aprovechando su estancia para desbrozar de manera natural esta zona de importante valor ecológico y contribuir a la prevención de incendios

Y aquí los hemos encontrado, en las orillas del río Tormes a su paso por Almenara, casi ajenos a las miradas de curiosidad que despiertan. El burro zamorano-leonés es una raza autóctona que apenas cuenta con unos 1.100 ejemplares, la mayoría localizados en Aliste, Alba, el oeste de Tierra del Pan y el norte de Sayago.