Sábado, 16 de diciembre de 2017

La piedra que adivina el mundo

Dime con qué rima el viento o la desnudez del hombre y si después de escribir desaparecerá el amor que nos hizo o el olvido. Del mismo modo que de las palabras emanan los astros o las olas del mar, también de las piedras se extrae el sentimiento (Jclp)

Dime con qué rima el viento o la desnudez del hombre y si después de escribir desaparecerá el amor que nos hizo o el olvido. Del mismo modo que de las palabras emanan los astros o las olas del mar, también de las piedras se extrae el sentimiento.

(Jclp)

El fotógrafo Pablo de la Peña ha atrapado con su ‘Mirada’ la fuerza y el alma de esa ciudad ensoñada que guarda la esencia de sus letras en los tesoros de la memoria y la piedra, como en este hermoso detalle arquitectónico del Palacio de La Salina, sede de la Diputación Provincial salmantina.