Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Colorida tarde festiva en la que Manuel Diosleguarde cortó dos orejas

MARTÍN DE YELTES | El programa de actos llega a su final este miércoles con una gran paellada en el salón multiusos
Participantes en el desfile de disfraces | Fotos Adrián Martín

La localidad de Martín de Yeltes está en plena recta final de las fiestas en honor a su patrón, San Antonio, que se vienen celebrando desde el pasado viernes 10. La penúltima jornada de actividades, la del martes, arrancó a última hora de la mañana con un encierro de vaquillas de la ganadería de Agustínez. Aunque tuvo lugar en horario laboral, contó con una buena asistencia de público de otros lugares de la comarca.

La tarde festiva comenzó con el clásico desfile de disfraces, que estuvo concurrido y colorido a partes iguales, con un gran grupo de payasos, unas fresas, un mariachi, Mickey y Minnie Mouse, y hasta un gorila que había secuestrado ‘un niño’. Todos estos grupos desfilaron al ritmo de la Charanga La Escala.

El desfile fue seguido por bastante público, especialmente en la plaza, donde ya estaban las posiciones tomadas para disfrutar a continuación de una clase práctica de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, que contó con la participación de dos alumnos, que lidiaron y dieron muerte a sendos novillos de la ganadería de Agustínez.

Por un lado, estuvo Manuel Diosleguarde, que cortó dos orejas a un novillo difícil pero que el joven supo llevar. No tuvo la misma suerte Pablo Jaramillo –sobrino del diestro Juan del Álamo, quién estuvo presente en la clase práctica-, que se quedó sin cortar apéndice pese a que tuvo un novillo al que le podía haber sacado partido.

Justo a continuación de la clase práctica, todo el que quiso pudo saltar a la arena para tomar parte en la última capea de vaquillas de las fiestas. A la hora de publicarse esta información, Martín de Yeltes está disfrutando de la última velada festiva, con una verbena a cargo del Dúo Musical.

La localidad cerrará las celebraciones de San Antonio en la jornada del miércoles, con una gran paellada a la hora de comer, que se servirá en el salón multiusos a partir de las 14.30 horas.

 

Reportaje gráfico: Adrián Martín