Lunes, 11 de diciembre de 2017

Capilla Sixtina en la Ciudad de México

Además de meterme menos en política, debería ceder y adaptarme a los tiempos… Tenía que haber titulado esto: “En la CdMx, la CpSx”…

Ayer, no me lo van a creer, Pilar y yo estuvimos en la Capilla Sixtina, en una capilla sixtina, tuvimos algo parecido a la experiencia que han tenido los privilegiados que han visitado esa obra cumbre del arte universal.

Ya, ya, les explico bien… Mecenas mexicanos han convencido a no sé cuántas autoridades ˗las del Vaticano en primer lugar, claro˗ de permitirles una reproducción a escala 1:1, o sea, tamaño natural, de la Capilla Sixtina; fotografías de gran calidad sobre tela y una estructura movible ˗en la Ciudad de México va a estar un mes y luego irá a otras ciudades mexicanas˗ consiguen crearnos esa ilusión; porque lo es, porque uno ve que es fotografía, pero entiende la magnitud de esa obra de arte y, para los miles de personas que, gratis, entran a verla, imagino que es una experiencia religiosa, que diría Enrique Iglesias, o por lo menos artística de primer nivel.

Uno entra y ve un vídeo/video sobre la propia obra, el autor… y el Papa… gajes de los permisos, imagino, y de que los mecenas sean ricachones conservadores de Nuevo León. De hecho, esa sería mi única crítica: como pueden intuir en la foto, la estructura está rodeada por grandes carpas, ¡blancas!, con los logos de las empresas patrocinadoras… Los he cortado para que se viera mejor y para que, simbólicamente, si alguien relacionado con los mecenas leyera esto, reciba mi agradecimiento y mi humilde comentario de que, a veces, ese afán por aparecer de Maseca y Banorte puede ser contraproducente.

Dicho esto, insisto en el agradecimiento, en lo personal y como mexicano. Viajar no es fácil para la mayoría de mis paisanos de acá, mucho menos viajar a Europa. Y tener a mano esta reproducción de una obra universal dice mucho, bueno, de México. De ese México que muchas veces solo llega a las noticias por las tragedias puntuales y por la inseguridad constante… Todo, la Sixtina y el narco, es México, pero poner solo uno de los elementos ˗casi siempre el negativo˗ es manipular la realidad, sesgarla… En una palabra, mentir.

Mira, conseguí no hablar del debate… Y la verdad, además de meterme menos en política, debería ceder y adaptarme a los tiempos… Tenía que haber titulado esto: “En la CdMx, la CpSx”…

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)