Sábado, 16 de diciembre de 2017

Confaes acuerda no presentar una lista conjunta a las elecciones a la Cámara de Comercio

La Confederación de Empresarios anuncia que las impugnará judicialmente por graves irregularidades

El Comité Ejecutivo de  la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos (Confaes) ha acordado  que no presentará una lista conjunta a las elecciones de la Cámara de Comercio de Salamanca, convocadas, según se publicaba ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León para el 25 de julio. De estos comicios surgirá un nuevo Pleno que dirigirá la Cámara de Comercio hasta que se convoquen desde el Gobierno de España las Elecciones en todas las Cámaras de Comercio.

El motivo es que el decreto que regula esta convocatoria, firmada por la Directora General de Comercio de la Junta de Castilla y León, recoge que la nueva Confederación de Empresarios es igual de representativa que Confaes al considerar que tiene el mismo número de empresas y que puede concurrir a las Elecciones camerales, en contra del criterio de la patronal de Castilla y León Cecale, que al igual que Cepyme y CEOE han otorgado su representatividad de manera inequívoca a Confaes.

La nueva Confederación se creó de manera apresurada y sin respetar las formalidades preceptivas, alentada por entidades ajenas al mundo empresarial, al objeto de debilitar a la organización más representativa a la que no se le perdona su autonomía e independencia a la hora de velar por los intereses de los empresarios de esta provincia desde hace más de 30 años.

La pretendida nueva confederación está integrada fundamentalmente por comerciantes y hosteleros de AESCO y AEHS, a las que en un principio se sumaron otras asociaciones  que, dos meses después, han decidido desvincularse del proyecto. De este modo, en la actualidad sólo quedan AESCO y AEHS, junto con pequeñas asociaciones, de las cuales alguna ni tan siquiera consta en el registro de organizaciones empresariales.  La pretendida nueva Confederación habría perdido así casi la mitad de sus empresas declaradas, circunstancia que parece haber pasado desapercibida para la Directora General de Comercio.  

Desde Confaes se advierte  que la Resolución de la Dirección General no ha tenido en cuenta este hecho y no ha realizado ninguna medida de comprobación, generando así una situación sin precedentes en las elecciones a las Cámaras de Comercio de Castilla y León.

Esta situación condiciona “irreparablemente el proceso en perjuicio de la patronal salmantina”, explica el presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, y “no nos vamos a prestar a participar en un circo aparentemente democrático cuando el resultado viene condicionado por una decisión tomada a sabiendas de su injusticia, aunque apoyaremos a nuestras asociaciones si deciden concurrir a estas elecciones”. Por todo ello, ha explicado Juan Manuel Gómez, la patronal salmantina “no se prestará al juego y no participará en este proceso electoral de la Cámara, que además impugnaremos judicialmente porque está plagado de irregularidades”.  Genera, añade, una inseguridad jurídica enorme que es lo que nos ha llevado a acordar además la paralización de todos los ingresos de las empresas de CONFAES como aportación voluntaria. Del mismo modo, se analizarán los comportamientos poco ortodoxos en el ámbito administrativo, y esperaremos a que los tribunales se pronuncien sobre estas elecciones.

Desde Confaes se resalta que se impugnará el procedimiento por que la pretendida nueva Confederación ha emitido un Certificado para justificar su número de asociados que es falso o no se ajusta a la realidad y se señala que la Directora General de Comercio ha actuado precipitadamente anticipándose al resultado de un procedimiento judicial que podría determinar que hubo graves irregularidades de algunos funcionarios quienes registraron los Estatutos de la nueva Confederación sin cumplir los requisitos, con el único fin, parece ser, de que pudieran concurrir a las elecciones camerales. Dentro de unas semanas puede  haber una sentencia que decrete la nulidad de la nueva Confederación dejando sin efecto el reconocimiento hecho en el BOCyL como organización representativa.

La patronal salmantina esperará por tanto a la decisión de los tribunales y no participará en estas elecciones para evitar los perjuicios que generaría esta tensión institucional a los empresarios y emprendedores de Salamanca. Confaes recuerda que está previsto la convocatoria, en menos de un año, de elecciones en todas las Cámaras de España, confiando en que para estas fechas la situación ya esté regularizada y pueda participar en un procedimiento electoral que ampare los intereses de las organizaciones provinciales integradas en Cecale. De toda esta situación, se ha informado a la Junta de Castilla y León en una carta enviada al Presidente Juan Vicente Herrera, que siempre se ha mostrado muy cercano a los problemas empresariales de Castilla y León.