Domingo, 17 de diciembre de 2017

Animales que curan.

cuéntame tu sueño

 

 

Marta Muriel Romo, es Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, pero un día decidió hacer realidad su sueño que era  estar rodeada de animales y dedicarse a cuidarlos.

Estudió un curso de auxiliar de veterinaria y peluquería canina y tras realizar las prácticas en una clínica veterinaria, ha encontrado un puesto en un Club Veterinario de nueva apertura en Huerta Otea.

 

Marta es una joven soñadora, con grandes habilidades sociales que sin duda le ayudan a tratar con una gran exquisitez a los clientes. Cuando las personas se acercan a la clínica con sus animales, están preocupados por su salud y bienestar. Marta con su amplia sonrisa y su voz dulce y melodiosa, les ofrece confianza y les da la tranquilidad que necesitan los dueños y los animales en ese momento.

 

El Club Veterinario se caracteriza por ofrecer servicios de gran calidad, respetando en todo momento las necesidades de los animales. Una novedad que les diferencia con otros centros es, que van a organizar talleres educativos sobre todo con niños, para aprender a cuidar y respetar a los animales de compañía y talleres de gestión de emociones, ya que hacen una gran labor de acompañamiento, sobre todo con ancianos y personas que viven solas. Sin duda una mascota es un gran amigo y en muchas ocasiones sirven de tanto apoyo emocional que curan más que las medicinas. Sin embargo estas personas tienen que estar preparadas para asumir las pérdidas cuando los animales fallecen y por este motivo si saben enfrentarse emocionalmente a esta situación lograrán salir  de ella sin padecer una depresión. Lograr el desapego y superar el duelo es necesario.

Marta por su carrera de relaciones públicas y publicidad, está aplicando sus conocimientos a esta empresa  y su dueño, Rubén Mateos Isidro, siente un gran apoyo con ella porque cada día ofrecen más y más respuestas a las necesidades que nuestra sociedad actual necesita. Este Club cuenta con amplio horario, permanece abierto hasta las 21 horas, no cierra a mediodía y además  abre un domingo al mes. Ella conoce muy bien el mundo del marketing y por eso  es también,  la encargada del posicionamiento en las redes sociales,  sabe que la publicidad es una  buena herramienta  y orienta esos conocimientos por  el mejor  camino para que  llegue a todos los dueños da los animales y así dar a conocer los productos y servicios del club veterinario.

Desde estas líneas deseamos a Marta y al Club Veterinario mucho éxito en su nueva andadura y les agradecemos que pongan los mejores servicios al público de Salamanca para el cuidado de sus animales.

Marta seguirá cumpliendo su sueño y estará cada día haciendo el trabajo que más le gusta, cuidar de los animales.