Viernes, 15 de diciembre de 2017

El PSOE dice que algunos ayuntamientos han demostrado que se puede gobernar de otra forma

Los alcaldes y alcaldesas socialistas, han puesto rostro humano a las medidas que están desarrollando sus respectivos consistorios
Foto familiar de los políticos del PSOE que han hecho campaña en Peñaranda

Transcurrido un año desde la constitución de los nuevos ayuntamientos, los alcaldes y alcaldesas socialistas han puesto rostro humano a las medidas que están desarrollando sus ayuntamientos. Las personas, sus derechos y su bienestar, han sido el centro de su gestión.

Así lo ha puesto de manifiesto la alcaldesa de Peñaranda de Bracamonte, Carmen Ávila, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la que ha estado acompañada por los cabezas de lista al Congreso y al Senado por el PSOE en Salamanca, David Serrada y Rosa López, y en la que se ha presentado la campaña de  #LosAyuntamientosDelSi. 

Los compromisos prioritarios y los logros que están cumpliendo las ciudades gobernadas por los socialistas en este primer año de gestión han sido los siguientes:

1º Los ayuntamientos del PSOE han priorizado las políticas de empleo y la lucha contra el paro. Se está favoreciendo el empleo juvenil promoviendo la creación de empresas por personas jóvenes así como programas de empleo para parados de larga duración. En los programas municipales de empleo están participando hasta el momento más de 50.000 personas.

2º Se está frenando con decisión los desahucios en las ciudades. En este primer año de gobiernos municipales se han creado más de 50 oficinas anti-desahucios en un número importante de ciudades y se han parado más de 3.800 desahucios.

3º Se han apoyado medidas de emergencia social. Se han concedido más de 30.000 becas para libros de texto y material a los alumnos y en el verano pasado se llegó a dar atención a más de 17.000 niños en los comedores escolares. Se han aprobado medidas para apoyar a más de 65.000 personas mayores de 80 años y personas con discapacidad que viven solas en nuestros pueblos y ciudades. Se están financiando gastos básicos como agua, electricidad, gas, alimentos, alquileres de vivienda a más de 40.000 familias desfavorecidas.

4º Se ha luchado para acabar con la violencia de género en nuestros pueblos y ciudades. Se están aplicando medios y recursos municipales para establecer una adecuada coordinación de los ayuntamientos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y otras administraciones públicas para acabar con esta lacra social.

5º Se están creando ayuntamientos abiertos, transparentes y próximos a la ciudadanía. Se sitúa la transparencia en el eje central de la acción política y de realizar una gestión pública de proximidad a la ciudadanía. Pueblos y ciudades han creado en este primer año de gestión municipal portales abiertos de fácil acceso a los vecinos con la finalidad de rendir cuentas.

6º Se ha trabajado para hacer pueblos y ciudades sostenibles para los retos del siglo XXI. Recuperando la función pública del urbanismo, asegurando un crecimiento moderado y ordenado de pueblos y ciudades, regenerando los espacios públicos con criterios de sostenibilidad ambiental, propiciando la rehabilitación del patrimonio edificado y la rehabilitación integral de barrios.

7º La movilidad urbana está y estará en el epicentro de las políticas socialistas. Se están diseñando y construyendo redes de transporte en bicicletas entre los distintos barrios y los núcleos centrales de las ciudades, creando aparcamientos urbanos y periurbanos disuasorios, reforzando la inversión en el mantenimiento de las infraestructuras existentes y mejorando las redes viarias actuales.

8º Se están haciendo pueblos y ciudades más seguras para la ciudadanía. La prevención ha sido una prioridad en políticas de seguridad para preservar la tranquilidad de todos, en los barrios, en las calles y en las comunidades de vecinos, por ello se está promoviendo e incrementando la policía de barrio en grandes ciudades.

Un año en el que los alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas socialistas han seguido haciendo un esfuerzo para hacer políticas de proximidad a la ciudadanía apostando por la creación de empleo, por construir municipios abiertos y tolerantes, poniendo en marcha políticas de igualdad y prestando servicios públicos de calidad a la ciudadanía. Y todo ello desde el convencimiento de practicar la cohesión y la integración social con programas dirigidos a combatir la crisis económica para rescatar a las personas.