Sábado, 16 de diciembre de 2017

Gerard Piqué da a España una merecida victoria sobre la República Checa (1-0)

La selección española comienza con buen pie el Campeonato de Europa. El defensa del Barça marcó el gol en el minuto 87 de partido

Gerard Piqué, en el momento del cabezazo que supuso el 1-0 para España

1 España: De Gea, Juanfran, Jordi Alba, Sergio Ramos, Piqué, Busquets, Iniesta, Cesc (Thiago, m. 70), Silva, Nolito (Pedro, m. 82) y Morata (Aduriz, m. 62).

0 República Checa: Cech, Kaderabec, Gebre Selassie (Sural, m. 86), Hubnik, Sivok, Necid (Lafata, m. 75), Limbersky, Rosicky (Pavelka, m. 88), Plasil, Krejci y Darida.

Gol: 1-0, min. 87, Piqué, de cabeza.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia).

Incidencias: Partido de la Eurocopa de Francia en el grupo D disputado en el Stadium de Tolouse ante 33.000 espectadores. 8.000 aficionados españoles en las gradas.


España ha sido un vendaval ofensivo en su debut en el Stadium de Toulouse frente a la República Checa, pero ha tenido que esperar al minuto 87 para obtener premio a un asedio brutal en la segunda parte con un gran Iniesta en la circulación de la pelota. Piqué ha hecho bueno el dominio de los campeones de Europa con un remate de cabeza en el corazón del área que permite a los hombres de Vicente del Bosque iniciar con victoria una competición en la que buscan encadenar su tercer título continental consecutivo. David de Gea fue titular a pesar de la convulsión generada por la aparición de su nombre en una investigación sobre un escándalo de tinte sexual y se confirmó así el relevo generacional en la portería. El meta del United salvó el empate de los checos en el descuento con una gran parada a Darida.

Los checos han entregado sin disimulo el balón a España y han defendido en su terreno con mucho orden en los primeros minutos. Cesc se ha retrasado más de la cuenta para iniciar la circulación y la pelota se movía plomiza, sin mordiente, uno de los males crónicos de ‘La Roja’ en la mayoría de los partidos de la fase de clasificación que le aboca en numerosas ocasiones a una horizontalidad estéril que trae de cabeza a Del Bosque. Al cuarto de hora ha quedado patente que cuando los campeones combinan con rapidez, el escenario cambia por completo. Juanfran ha recibido en la bande derecha, ha buscado en profundidad a Silva y el futbolista del City ha sacacado un gran centro para Morata, que ha rematado con cierta oposición junto al área pequeña.

Aunque a ráfagas, la selección se aproximaba con más intención a las inmediaciones del área de su contrincante y ha fabricado tres llegadas muy peligrosas en cinco minutos: un tiro, otra vez de Morata, que ha desbaratdo un experimentado Cech, un centro al corazón del área de Jordi Alba y otro más tímido de Cesc. No ha estado bien el centrocampista del Chelsea. Tampoco Busquets, lento, impreciso y menos intuitivo de lo habitual. Sí se han movido con soltura Andrés Iniesta, el nuevo patrón del combinado nacional, y Silva, que ha mantenido en jaque a la defensa checa con sus caídas hacia dentro y sus movimientos entre líneas. Le ha ayudado siempre con intención Juanfran, casi un extremo más porque para entonces los rivales ya habían sacado el autobús y fiaban su suerte a un contragolpe. Lo han tenido al filo del descanso, pero De Gea detuvo el balón sin dificultades.

Tras la reanudación España ha ido a por el partido sin complejos sostenida por un Iniesta cada vez más inspirado. Pero el gol no llegaba y los jugadores de ‘La Roja’ acumulaban ya ciertas dosis de desesperación. El encuentro era un vendaval de los campeones, a los que sólo les faltaba marcar para obtener premio a su insistencia. Sin embargo, Chequia ha tenido sus opciones en un remate desde el punto de penalti que ha parado bien De Gea y en otro que ha sacado Cesc en la línea. Entraron Aduriz por Morata y Thiago por el jugador del Chelsea. La tuvieron Alba, Silva, Aduriz, Thiago Alcántara... El asedio era brutal y los checos se limitaban a achicar balones. Hasta que en el minuto 87, cuando España empezaba a maldecir su mala suerte, la conexión entre Pedro, Iniesta y Piqué, que ha rematado de cabeza en el área pequeña, ha puesto la primera piedra de la selección en la Eurocopa de Francia.

Fuente: El Norte de Castilla