Sábado, 16 de diciembre de 2017

CCOO y UGT arremeten contra la postura de Cecale en la negociación colectiva

En lo que va de año se han cerrado una cuarta parte de los convenios pendientes y las subidas salariales pactadas no reducen la brecha

Vicente Andrés, a la derecha. Foto: El Norte

CC OO y UGT desesperan en su idilio con Cecale tras los acuerdos para avanzar en la negociación colectiva, ante la “lentitud” para cerrar los convenios pendientes; extender la cobertura a las actividades sin regulación, y reducir la brecha salarial con España. Las centrales sindicales advierten a la patronal de que “tiene que despertar” porque sino pueden resurgir las “malas relaciones” que marcaron la última década.

Los secretarios de Acción Sindical de CC OO y UGT, Vicente Andrés y Raúl Santa Eufemia, respectivamente, coincidieron en trasladar a la patronal autonómica, que los acuerdos están para cumplirlos y debe impulsar los compromisos de negociación colectiva porque se les está terminando la paciencia y ya se están planteando abandonar el diálogo cortés.

Andrés fue tajante al denunciar que Cecale “no está cumpliendo con sus compromisos, se ha descuidado” y advirtió de que “o se ponen las pilas o se producirá otro proceso de tensión” entre las partes. El dirigente de CC OO lamentó que la patronal autonómica “no acaba de asumir su repsonsabildiad” y se queda en los meramente institucional. “O despierta Cecale o le van a salir asociaciones paralelas como setas”, dijo.

La negociación colectiva, dijo, “va muy lenta”, la cobertura de vacíos “está paralizada” y “no se está cumpliendo” el compromiso de crecimiento salarial de la comunidad por encima del ANC pactado a nivel nacional, que contemplaba alzas del 1,5%. Y es que los últimos datos sitúan la subida media en España en los convenios en el 1,14%, y la de Castilla y León, en el 0,86%. “En vez de reducirse la brecha, se está ensanchando”, dijo a Ical, Vicente Andrés.

El dirigente de CC OO lamentó que las patronales “juegan con ventaja y nunca tienen prisa porque entienden que todo lo que sea retrasarlo debilita la negociación y además en buena parte se ahorran los atrasos con carácter retroactivo”. “Su estrategia es siempre retrasar la negociación colectiva”, sentenció.

Raúl Santa Eufemia constató, en su caso, que están viviendo “un diálogo de intenciones, todo sonrisas y acuerdos, pero trasladados en papel no tienen peso”, dijo, para sentenciar que las mesas de negociación “se están quedando “paralizadas o frenadas”

El portavoz ugetista recalcó que desde que se suscribiera el acuerdo “de tres folios” con la declaración de intenciones para activar la negociación colectiva con la patronal para superar “once años de falta de diálogo, se ha podido hacer alguna mejora, pero muy lejos de los objetivos para avanzar en la negociación, las subidas salariales y la cobertura para colectivos sin convenio”. “Literalmente es cierto que el diálogo se mantiene, pero se está quedando en declaraciones intenciones”, resumió.

Santa Eufemia defendió que la “acción diaria debe tener fundamentos y dar sus frutos sobre todas estas intenciones”, pero desde hace un año, desde el 30 de julio de 2015 que se suscribió el acuerdo, “aunque se ha producido un 'sprint' en diálogo e intenciones, no se ha avanzado”. “Todo son intenciones pero no hechos”, lamentó.

El secretario de Acción Sindical se detuvo en los malos datos de subida salarial, cada vez más alejados de España, y anunció que “en breve y a expensas de los días que quedan hasta la celebración de las elecciones” determinarán “internamente empezar a hacer jornadas y reuniones con sus delegados para “retomar el estar de espaldas a un diálogo cortes, y tomar fuerza en la negociación sin una sonrisa”.

 

Los datos

Las cifras de negociación colectiva recogidas por El Norte de Castilla, reflejan que de los 264 convenios colectivos pendientes de negociar al inicio de este año en Castilla y León, como paraguas para 142.579 trabajadores, hasta la fecha sólo se habían cerrado 66, el 25 por ciento; para 32.924 empleados.

En concreto, los representantes de los trabajadores y los empresarios habían suscrito 47 convenios de empresa para 3.159 trabajadores, de los 179 que estaban pendientes de negociar, para 18.348 empleados.

Asimismo, el listado de convenios sectoriales pendientes arrancó el año con 85 documentos sobre la mesa para 124.231 trabajadores, y casi al término de la primera mitad del año, sólo se había cerrado 19, con las condiciones actualizadas para 29.765 trabajadores.

Con todo, desde los sindicatos reconocieron que el compromiso de incluir cláusulas en los convenios sectoriales para que cuando una empresa quiera salirse de su paraguas y acometer un acuerdo propio lo tenga que comunicar a la comisión paritaria y a la autoridad laboral, se ha cumplido en 18 de los 19 suscritos este año. Asimismo, en relación a los 39 convenios decaídos por la pérdida de la ultraactividad, se ha logrado recuperar todos menos tres.

Fuente: El Norte de Castilla