Martes, 12 de diciembre de 2017

Las perlas rojas

Desde niño, las cerezas me han parecido tesoros. Igual que perlas rojas. O pendientes, que nos poníamos en las orejas cuando cogíamos varias de ellas enlazadas. Es una fruta de la memoria. Con ellas viene siempre el tiempo de plenitud, el que nos aguarda cuando llegue San Juan. Perlas intensas rojas, cuando llega el estío. Amigas de los labios. Las hermosas cerezas. José Luis Puerto (Texto) / Rosa Gómez (Fotografías)

Desde niño, las cerezas me han parecido tesoros. Igual que perlas rojas. O pendientes, que nos poníamos en las orejas cuando cogíamos varias de ellas enlazadas. Es una fruta de la memoria. Con ellas viene siempre el tiempo de plenitud, el que nos aguarda cuando llegue San Juan. Perlas intensas rojas, cuando llega el estío. Amigas de los labios. Las hermosas cerezas.

José Luis Puerto (Texto) / Rosa Gómez (Fotografías)