Viernes, 15 de diciembre de 2017

Importantes daños provocados por las avutardas en parcelas de girasol en Quejigal

La OPA recuerda que se trata de una especie responsabilidad de la Administración y reclama una fórmula ágil de indemnizaciones

Bando de avutardas en un campo de girasol / FOTO: DICYT

La Alianza UPA-COAG de Salamanca denuncia los elevados daños económicos que están ocasionando las avutardas en varias parcelas de girasol en el término municipal de Quejigal. Esta organización advierte que no es la primera vez que estas aves provocan graves perjuicios a parcelas enteras de cultivos en nuestra provincia. De hecho existen precedentes con sentencias judiciales que, tras denuncia de los afectados en los municipios de Paradinas de San Juan o Rágama, han percibido la correspondiente indemnización por parte de la Administración regional.   

Conviene recordar que la avutarda es especie protegida y por lo tanto no es susceptible de caza, además de ser considerada de ‘interés general’, por lo que sus daños son responsabilidad directa de la Junta de Castilla y León.

En este sentido, la Alianza UPA-COAG reclama al Gobierno autonómico que, tal y como ha hecho en otras ocasiones, pague los daños que están provocando las avutardas en este término municipal dado que los agricultores no tienen opción alguna de eliminar, minimizar o reducir el daño que estas aves causan a sus cultivos.

Esta organización, basándose en los argumentos de otras sentencias similares, exige que la Junta de Castilla y León que asuma los daños causados a terceros por especies protegidas a través de la responsabilidad patrimonial de la Administración.

Para la Alianza UPA-COAG estas sentencias, que dieron la razón a los afectados en precedentes similares, deben servir para que la Junta de Castilla y León asuma de forma urgente los daños que esta especie protegida, pues recuerda que los agricultores y ganaderos salmantinos “no pueden estar todos los días en los juzgados interponiendo denuncias por daños  ajenos a su responsabilidad. Por este motivo, exigimos a la Junta de Castilla y León que busque fórmulas ágiles para indemnizar los pagos de los daños provocados por ‘especies protegidas’ como pueden ser las avutardas, buitres, abejarucos, etc.”.