Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

Hotel Restaurante Alameda renueva su oferta gastronómica

ALBA DE TORMES | La nueva oferta aunará las cocinas vasca y navarra, junto a un toque de cocina de alta calidad, en un intento por renovarse
El Restaurante Alameda buscará nuevas metas con su nuevo cocinero, sus nuevas ideas y sus nuevos platos

El Hotel Restaurante Alameda se encuentra en plena transformación gastronómica. El fichaje de Ricardo Pascual Martín como nuevo cocinero del restaurante ha propiciado la aparición de una oferta más grande y de mayor creatividad, dónde la mezcla de las cocinas vasca y navarra, unidas a un toque de alta cocina, busca asentar una base común y dotar al restaurante albense de una identidad gastronómica propia.

El experimentado jefe de cocina, Ricardo Pascual, posee un extenso currículum a sus espaldas. Así lo ratifica su trabajo al lado de algunos de los mejores chef nacionales, como el premio nacional de gastronomía 2013, Mario Sandoval, chef del restaurante Coque (dos estrellas Michelin) de Madrid; Julio Reoyo, del mesón de Doña Filo (una estrella Michelin); o Kike Dacosta, del restaurante El Poblet (una estrella Michelin) de Dénia.

Un ajuste en cartas y menús que ha llevado su tiempo pero que ahora parece que por fin se va asentando. Un cambio dónde las cocinas vasco-navarra y los toques de cocina de alta calidad buscarán ser la seña de identidad del Alameda. Sin perder la vista, no obstante, a los productos autóctonos de la provincia salmantina, o a los tradicionales asados al horno de leña tan característicos del restaurante de Alba de Tormes. Una cocina actualizada a los tiempos modernos que corren.

Nueva cocina, nuevas ideas, nuevos platos

Todo lo relacionado con la cocina del Alameda ha sufrido una reestructuración casi completa. Sus menús, sus cartas, sus productos, etc. Todo con el objetivo de incorporarse a actualidad gastronómica mas innovadora. Un ejemplo de ello podría ser perfectamente el siguiente menú, recomendación expresa del nuevo chef, Ricardo Pascual.

De entrante; steak tartar de atún con una yema macerada en soja.

De primer plato; socarrat de arroz (rulo de cremoso de setas napado con salsa de callos y carabinero a baja temperatura con cama de oreja glaseada).

Como segunda plato; rabo de toro al vino tinto de la Ribera del Duero con toque de chocolate. La peculiaridad de este plato es su presentación, dado que se presenta entero al comensal, sin realizar ningún corte. O mosaico de tostón con salsa disadorno con chip de banano y bombeta de membrillo. El tostón es cocinado a 80º durante 16 horas, deshuesado, sellado, y presentado al cliente de tal manera que parece que no ha sido deshuesado previamente.

Y por último, los postres. Una novedad sería la oreo en tempura con regado de dos chocolates. Toda una exquisitez para el paladar de los comensales.

Ver más imágenes: