Domingo, 17 de diciembre de 2017

Incendio en el Colegio Calatrava

Por el colegio Calatrava pasaron los mejores hombres de España de la orden de caballería que da nombre al edificio. El 18 de octubre de 1891, el P. Cámara abrió en este esplendido edificio el Colegio de Estudios Eclesiásticos Superiores.

Años después, los PP. Agustinos establecen en Calatrava un colegio para seglares, formándose allí una gran cantidad de magníficos profesores de muchos campos. Pero los PP. Agustinos tuvieron que abandonar el colegio por orden del entonces Obispo de Salamanca, y un gran centenar de seminalistas llenaron los claustros y pasillos de Calatrava.

Era el seminario Menor, pero con el tiempo, Calatrava también albergaría el Seminario Mayor. Su nombre seria Seminario San Carlos.

El 11 de febrero de 1960 se declaró un gran incendio que solo dejó en pie las paredes maestras, no hubo que lamentar pérdidas humanas, pero el edificio quedó en muy mal estado.

El entonces Obispo, Fray Barbado Viejo, dominico, encabezó un movimiento para la reconstrucción del edificio de forma inmediata, pero con el paso del tiempo, el edificio continuó su deterioro, no sólo por el paso del tiempo, sino también por la escasez de vocaciones sacerdotes.

Pero fue el siguiente obispo, Don Braulio, el que en 1995 comenzó a restaurar en su totalidad el edificio, como primer valor inmueble de la Diócesis y concentrar en él todas sus necesidades: seminario, curia, residencia y otras servicios y espacios comunes.

FOTOGRAFÍAS

PRIMERA: Colegio Calatrava / (Foto Aledo).

SEGUNDA y TERCERA: Imágenes del incendio / 11/02/1960

Esperanza Vicente Macías