Domingo, 17 de diciembre de 2017

Más de un tercio de jóvenes antepone su smartphone a sus amigos

Casi el 30% lo antepone a sus padres y dos de cada diez lo prefiere antes que a su pareja
La dependencia de la tecnología sigue aumentando entre los jóvenes

Vivimos inmersos en plena era digital, contando con dispositivos que nos permiten estar conectados las 24 horas del día. Una dependencia por la tecnología que sigue aumentando entre los jóvenes donde más de un tercio antepone su smartphone a sus propios amigos. Además, uno de cada tres lo valora igual o más que sus padres y un 20% lo quiere más que a su pareja.

Así se desprende del estudio realizado por las universidades de Würzburg y Nottingham Trent, y publicado por El Norte de Castilla. En la encuesta se pedía a los participantes ordenar personas y objetos según el orden de preferencia e importancia.

El 37,4% de los encuestados pone su teléfono en el mismo nivel que a sus amigos íntimos o por encima de ellos. Casi el 30% lo antepone a sus padres y dos de cada diez lo prefiere antes que a su pareja.

"Nuestros teléfonos son una parte importante de nuestras vidas, y este estudio aporta pruebas psicológicas sobre ello. Nuestra conexión con estos 'amigos digitales' refleja que depositamos un increíble grado de confianza en un objeto inanimado. Tanto es así, que consideramos que es un elemento incluso más cercano e importante que muchas otras personas de nuestro entorno”, explica la psicóloga de la Universidad de Würzburg, Astrid Carolus, que dirigió el estudio.

En el experimento realizado por ambas universidades pedían a los encuestados colocar a las personas y objetos más importantes en sus vidas sobre un tablero de ajedrez.

La mayoría de los encuestados comparte su número PIN sin preocuparse por la privacidad
Mientras que la familia, los amigos y mascotas en general se situaban más cerca del participante que su 'smartphone'; otras personas como compañeros de trabajo o de clase pasan a un segundo plano, colocándose los 'amigos virtuales' por encima de ellos.

Sin embargo, la privacidad y la seguridad sigue siendo el principal problema para los más jóvenes. El 93% de los encuestados accedió a dar su número PIN cuando se les pidió por parte de los investigadores.

EL NORTE DE CASTILLA