Domingo, 17 de diciembre de 2017

La prohibición de matar en público al Toro de la Vega ya es ley

Todos los grupos votan a favor en el pleno de las Cortes, excepto Ciudadanos que se abstuvo
Toro de la Vega

El pleno de las Cortes de Castilla y León ha convalidado el decreto ley de la Junta por el que se prohíbe la muerte de reses de lidia en presencia de público en los espectáculos taurinos, lo que supone en la práctica la negativa a que se alancee al Toro de la Vega de Tordesillas y el festejo se adapte a la sensibilidad social para mantener su celebración, tal y como publica El Norte de Castilla

En medio de un debate cruzado de argumentos electorales, conservacionistas y de defensa de la tauromaquía, han votado a favor de la convalidación el Grupo Popular, el Socialista, el de Podemos y el Grupo Mixto, mientras que se ha abstenido el Grupo de Ciudadanos.

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, defendió el decreto ley ante el plenario en un debate seguido en la tribuna de invitados por algunos concejales de Tordesillas como el portavoz municipal, Miguel Ángel Olivera, y público a favor del festejo, que hizo visible su contrariedad y fue advertido por la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente.

«Había dos opciones: terminar con la tradición del festejo o adaptarse a la nueva sensibilidad del siglo XXI para mantener el torneo», argumentó De Santiago-Juárez, que subrayó que desde hacía años se asistía cada septiembre en Tordesillas con «preocupación y desagrado a todo lo que rodeaba al festejo por su repercusión negativa a nivel provincial, de la Comunidad y de España».

De Santiago-Juárez aseguró que, desde el mes de septiembre en que se inició un proceso de reflexión como pidió el presidente de la Junta, se ha contado con la participación de todas las partes afectadas y se ha considerado que la adaptación del torneo era el «único y el mejor camino» para mantener la tradición y preservar el festejo. «Sé que algunos piensan que con este decreto ley se da la puntilla al Toro de la Vega, pero pienso que están equivocados», defendió.

Después de exponer las diferencias entre «el misterio y arte» de la fiesta de los toros y el torneo tordesillano, el consejero preguntó que administración era la competente para tomar las decisiones y concluyó en que el Ayuntamiento podía modificar la ordenanza del Toro de la Vega, el Gobierno presentar una ley básica para regular estos espectáculos y la Junta revisar el decreto de espectáculos taurinos y tradicionales, «que es lo que se ha hecho».

Luis Briones (PSOE), Josefa Rodríguez Tobal (Podemos), José Sarrión (IU) y Ramiro Ruiz Medrano (PP) dieron en nombre de sus respectivos grupos el respaldo al decreto ley, mientras que Luis Fuentes (Ciudadanos) anunció la abstención para no «caer en la trampa de la imposición y la prohibición», algo que no gusta a la formación naranja.

EL NORTE DE CASTILLA