Martes, 12 de diciembre de 2017

Que el sorpasso nos coja confesados

La obsesión podemítica-iglesiana-anguitiana por cargarse al PSOE me parece entre tierna y cansina. Y diciendo que son socialdemócratas como si el comunismo, en España, fuera una tara, algo que ocultar.

Hasta ahora, los únicos artículos que me han “reportado” comentarios aquí abajo son algunos de estos en los que “me meto en política”; han sido pocas respuestas y todas para criticarme, grosso modo, por ser tan ingenuo y “tragarme el cuento de la pinza”.

Pues voy de nuevo a pisar charcos…

Empiezo por un tipo que, aunque no vote por él, confieso que no me cae mal: Albert Rivera; hombre, su viaje a Venezuela, para mí, no es su mejor momento político, aunque consiguió muchos reflectores. Al respecto, me llama la atención la inquina que provoca entre algunos de sus coetáneos; leí burlas, tuits que lo comparaban con Franco o lo relacionaban con ese régimen; esas agresiones me parecieron, cuando menos, un poco salidas de tono. A ver, tan cierto es que Rivera tuvo una intención político-electoral cuando hizo ese viaje como que Maduro es, desde la perspectiva de la izquierda, un tipo bastante indefendible, él y sus argumentos.

Esos mismos jóvenes que ven a Rivera tan mal, no tienen problema con Otegi o con que en España pueda haber banderas estrelladas pero no banderas españolas en ciertos lugares de España. Vamos, que parece más fácil ser independentista catalán en Madrid que españolista en Barcelona, así que, hasta con etiqueta tuitera, les digo: #HáganseloMirar.

El otro gran tema es el que da título a este artículo, el sorpasso. La obsesión podemítica-iglesiana-anguitiana por cargarse al PSOE me parece entre tierna y cansina. Y diciendo que son socialdemócratas como si el comunismo, en España, fuera una tara, algo que ocultar.

Va mi análisis: el día después, el 27, Podemos-IU son segunda fuerza, ¿qué pasaría? Probablemente, que los socialistas entrarían en crisis y que, quien quedara al frente, como mucho, se abstendría ante la posibilidad de un gobierno encabezado por Pablo Iglesias… O sea, que podrán adelantar al PSOE, pero como no creo que saquen más votos que el PP, aunque Bescansa diga lo contrario, pues: ¿tengo que explicarlo? Venga, va; en mi muy modesta, y probablemente equivocada, opinión, el sorpasso traerá como consecuencia a Rajoy, porque no veo yo a Iglesias convocando un gobierno de izquierda encabezado por alguien ajeno a ellos, aunque fuera independiente; ojalá me demuestren lo contrario pero yo hoy por hoy, me mojo y digo que la obsesión de algunos favorece a un Rajoy que, simplemente, sigue haciendo los cálculos que empezó hace tiempo. Como la pelea de Sanders, cada día que siga erosionando a Hillary Clinton, favorece a Trump.

No serán pinzas, pero cómo se les parecen…

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)