Lunes, 11 de diciembre de 2017

Tic tac, tic, tac

Si hay algo que hemos de respetar son las ideas de los demás, siempre que estas sean democráticas y basadas en la verdad.

Nos acercamos al 26 J, el día clave para poder cambiar a quienes no han cumplido ni las comas de su programa electoral, a quienes han votado hasta en seis ocasiones en contra de la dación en pago, dejando a miles de familias sin hogar, con la cantidad de suicidios que esto supone, a quien no atendió adecuadamente en sus medicinas a los enfermos de hepatitis “C”, que mueren una media de doce cada día, a quien cercenó los derechos de los trabajadores, a quien ha dejado en agua de borrajas la Ley de Dependencia, a los del “Prestige”, que llenó las playas gallegas de chapapote, a los del “Yakolev 42”, avión chatarra donde perdieron la vida 62 militares españoles, a los de las Azores, cuando nos decían, “Crean me, les estoy diciendo la verdad, hay armas de destrucción masiva” y nos metieron en una guerra ilegal e injusta,  a los de la “Gurtel”, la “Púnica”, a los del aeropuerto del abuelo, a los de la Ley mordaza, los que pretenden abrir una mina de uranio en nuestras tierras salmantinas y más y más y más…

Es el momento de decir. ¡¡¡Basta!!!, de decirles que les vamos a quitar con nuestro voto, democráticamente, que no queremos ser cómplices con nuestro voto de tantas muertes, porque un pueblo que elige a los corruptos, no es víctima, es cómplice, porque el opresor no sería tan fuerte, si no tuviese cómplices entre sus propios oprimidos.

Me gusta este Papa Francisco, él nos dice “A la gente la empobrecen para que luego voten por quienes los hundieron en la pobreza”.

Si alguien se indigna más de ver un contenedor ardiendo, que a una persona comiendo de él, claramente tiene que revisar su escala de valores.

En el 15M, leía un cartel que rezaba, “No le temo a la represión del Estado, le temo al silencio de mi pueblo”, pues es el momento de hablar, de hacerlo en las urnas, o en la calle, sin temer a la Ley mordaza.

Que ahora no nos vengan con milongas; José María Pemán escribió: “La criada se siente muy reconocida y muy contenta cuando ve a la señora lucir las joyas, porque al verlas se cree que es ella la que está luciendo las joyas”, así que debemos abrir los ojos, pues cuando alguien está defendiendo a quién le explota, a los “mercados”, o a la clase política corrupta, ha llegado al nivel más bajo al que puede llegar un ser humano: bendecir la porra que lo golpea, o besar la bota que lo pisa.

Todo esto no es algo que “a mí me parece”, hablo de historia, historia conocida por todos y reflejada en las hemerotecas, y hemos vistos todo tipo de delito, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación, falsedad documental, fraude fiscal, blanqueo de capitales, apropiación indebida, delito electoral, o abuso sexual, y más y más.

No podemos decir que no sabíamos, lo hemos podido ver y escuchar día tras día, para estas personas que no quieren enterarse, en Galicia tienen un dicho muy apropiado: “Mesan por nos e decimos que chove”, traducción: “Nos mean encima y decimos que llueve”.

Ah!!!!!, y te diré algo: Si en estos días te llaga un sobre del PP, no te hagas ilusiones, es propaganda electoral.

Paremos todo esto, porque unidos podemos y saldrá la sonrisa de un país.

                                              Andrés Barés Calama.