Lunes, 11 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

'El Ventorro', lujo ibérico en constante evolución

La empresa que mejor representa el sabor de los ibéricos de Alba de Tormes pone en marcha el 11 de junio sus nuevas instalaciones

El próximo 11 de junio está prevista la puesta en marcha de las nuevas instalaciones

El Ventorro, Ibéricos de Alba, es una empresa familiar dedicada a la elaboración de productos del cerdo ibérico. Con una trayectoria de cinco generaciones y avalada por un importante número de clientes en España, además de Francia, Alemania e Italia, donde la compañía ha llevado sus productos con notable éxito.

Innovación, evolución y diversificación son sus principios y el eje fundamental de su actual estrategia. Su proceso de producción tradicional, ha convertido a 'El Ventorro' en claro referente del sector gourmet. Su compromiso con el cliente y su calidad, requieren de un constante proceso de I+D+I, que logra que sus productos sean un verdadero manjar de reyes y que en cualquier mesa sean un lujo para el paladar.

Materia prima de referencia en la alta gastronomía

Actualmente 'El Ventorro' comienza un  proyecto de ampliación de negocio, además de una profunda renovación de su imagen corporativa y de la de todos sus productos, para seguir compitiendo en calidad, precio e imagen en los diferentes mercados internacionales y emergentes. Sus productos ibéricos son materia prima de referencia en la alta gastronomía española.

El próximo 11 de junio está prevista puesta en marcha de sus nuevas instalaciones situadas en el kilómetro 16,58 de la carretera Salamanca - Alba de Tormes.

Casi un siglo de historia

La tradición artesanal de esta fábrica histórica nació hace casi un siglo, concretamente en el año 1920 de manos de Lino Reyes y Matilde Gómez. Es ahí donde comienza la historia y la tradición de 'El Ventorro', que ya por entonces exporta sus primeros productos a Madrid con la elaboración artesanal como seña de identidad.

En aquella época, al no existir el secadero, los embutidos se ahumaban y después se trasladaban a la bodega para finalizar su proceso de curación. En los años 90, Carlos Reyes toma el testigo de sus padres. Por entonces, ya le avalan sus estudios de Comercio en Madrid y se especializa en la elaboración de productos precocinados de alta calidad.

Desde sus comienzos, 'El Ventorro' ha mimado la elaboración artesanal de sus productos. Con esfuerzo, dedicación y mucho trabajo, sus embutidos conservan actualmente el sabor de sus orígenes.

Una apuesta por la continuidad

Con los cimientos y los conocimientos desarrollados desde 1920, en 2010 nace la marca 'El Ventorro'. Lino Reyes apuesta por continuar la historia de sus abuelos y la más reciente, con la que más contacto tuvo, la de su padre, Carlos Reyes y la de sus abuelos.

La filosofía empresarial de El Ventorro se apoya en una base sólida tratando de forma personalizada y afectiva a sus clientes, un trato que pasa de generación en generación.

Esta atención tiene su reflejo en el cuidado de sus embutidos, elaborados con los mejores ingredientes que otorgan al producto un toque final característico, sin renunciar a la continua labor de búsqueda e investigación que cada día Lino Reyes trata de aplicar  a sus nuevas creaciones. Las instalaciones de 'El Ventorro' se caracterizan por estar a la vanguardia del mercado, tanto en modernidad como en garantías sanitarias.