Lunes, 11 de diciembre de 2017

Un estudio revela que lo jóvenes cada vez son más inconscientes en la red

La mitad de los internautas no consideran datos personales las fotografías, los perfiles en redes sociales ni la fecha de nacimiento

El principal riesgo reconocido por los encuestados es ser víctima de un fraude

Internet y la tecnología se han convertido en dos compañeros de viaje inseparables en el día a día de los españoles. Sin embargo, los más jóvenes no tienen en cuenta los peligros que alberga la red de redes en materia de privacidad, según el estudio ‘Percepción del consumidor español sobre la seguridad de su identidad digital’ de CPP España.

Los jóvenes más conscientes del uso de la información privada en internet son los naciodos entre 1965 y 1979 conocidos como Generación X. Seis de cada diez encuestados tienen en cuenta que subir imágenes a la red o poner la fecha de nacimiento son datos que pueden ser usados de manera fraudulenta. En segunda posición en concienciación aparecen los famosos Millenials (nacidos entre 1980 y 2000), seguidos de Baby Boomers (nacidos entre 1946 y 1964) y Maturist (nacidos antes de 1946). Aunque estos dos son colectivos vulnerables, en parte por su desconocimiento de estos entornos, con un índice de preocupación del 50% y el 48% respectivamente.

Sin embargo, la cifra más alarmante la aporta la Generación Z (nacidos a partir de 2001). Tan solo el 35% de los encuestados se muestra preocupado por el uso de esta información.

Para identificar y registrar el Robo de Identidad es importante asumir la sustracción de datos como punto de partida para el mismo. En su estudio, CPP España, analiza la tipología de estos datos personales. Mientras que un 90% de los encuestados considera el DNI el dato personal más relevante, seguido de la información bancaria con un 79% y las contraseñas de acceso a internet con un 71%; otro tipo de información cuya desprotección puede suponer un claro riesgo, como es el caso de las fotografías personales o familiares, los perfiles en redes sociales o la propia fecha de nacimiento, se sitúan en porcentajes que apenas superan el 50%. En esta misma línea, sorprende también que un 40% de los encuestados reconoce no revisar en ningún momento la política de privacidad de redes sociales y otros servicios online, antes de convertirse en usuario de los mismos.

Otro factor importante en el ámbito de la percepción social para poder reclamar una protección efectiva de la propia identidad es la identificación de los riesgos efectivos de una desprotección de los datos. Así, el principal riesgo reconocido por los encuestados es ser víctima de un fraude (84%), seguido del uso de su identidad para actividades delictivas (79%) y del acceso a información personal sin su conocimiento (77%).