Lunes, 18 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

C.D Alba de Tormes, más allá del fútbol

ALBA DE TORMES | Al finalizar la temporada, el club agradece la labor desinteresada de entrenadores, coordinadores y padres
El club volverá a sus colores de origen, pasando su primera equipación al color blanco

Al finalizar la temporada, el club agradece la labor desinteresada de entrenadores, coordinadores y padres

Si por algo se caracteriza y es conocida Alba de Tormes, con permiso de la figura de Santa Teresa de Jesús y de la ingente cantidad de monumentos que cada año atraen a miles de turistas, es por la profunda e importante labor de potenciación del deporte y la educación a través de él, que se realiza en clubes como es el caso del Club de Fútbol de Alba de Tormes.

La pasión por el fútbol, que cada año cientos de niños adquieren y canalizan a través de su inscripción en el club de la villa ducal, bien podría formar parte de una de las señas de identidad de Alba de Tormes. Un club, con más de tres décadas de historia, que ha sabido renovarse y adaptarse, como bien atestigua su refundación realizada el 16 de abril de 2009.

Sin embargo, y desde su ‘nuevo’ nacimiento hace siete años, no todo ha sido del color de rosa para los implicados en hacer de este proyecto una realidad. El tema económico, las deficiencias en las instalaciones deportivas, o la fuga de niños hacia otros equipos de la provincia salmantina, son solo algunos de los problemas ante los cuales el club ha tenido que hacer frente, y donde la labor desinteresada de entrenadores, coordinadores y padres, junto con el trabajo de la directiva y los apoyos recibidos de instituciones y patrocinadores,  permiten que la institución deportiva siga creciendo.

Mejoras futuras

Tal y como afirman desde el propio club, “nuestra peor deficiencia son nuestras instalaciones deportivas”. Por eso, el vallado, cambio de césped e instalación de gradas en el campo de fútbol 11, además de la nueva conexión wifi, serán algunas de las mejoras que se impulsarán desde el club, y que con ayuda del Ayuntamiento de Alba de Tormes y otras instituciones se pretenden realizar.

Se volverá a los colores originarios de la entidad deportiva, pasando su primera equipación a ostentar el color blanco, y la segunda equipación a entremezclar los colores blanco y azul. Igualmente, y con el objetivo de seguir fomentando el crecimiento de sus jóvenes valores, desde el club se pretende la incorporación a sus filas de un preparador físico y  un entrenador de porteros.

Porque, como afirman desde el club de fútbol, “un club no está formado, ni es sólo de la directiva, ni de los jugadores, ni de los padres de los mismos, un club es y lo conforma todo el pueblo. Tenemos que creer y potenciar nuestros valores, en todos los aspectos, y así obtendremos un mayor beneficio para todos.