Viernes, 15 de diciembre de 2017

El PSOE muestra su rechazo al cierre de camas y recorte de personal en el Hospital de Salamanca

“Provocará que sigan aumentando las listas de espera que ya son, a día de hoy, las mayores de toda la Comunidad”
Representantes del PSOE, en la concentración celebrada este viernes

Cargos públicos y orgánicos, militantes y simpatizantes del PSOE de Salamanca, encabezados por el Secretario General, Fernando Pablos, han participado en la concentración convocada por la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública para protestar contra el cierre de más de un centenar de camas en el Hospital de Salamanca, unas cuarenta más que el año pasado, “lo que va a supone que, entre otras cosas, sigan aumentando las listas de espera que ya son, a día de hoy, las mayores de toda la Comunidad”.

Los socialistas salmantinos ya han mostrado ante el gobierno regional, y en el Ayuntamiento de Salamanca, “su rechazo y su oposición al cierre durante todo el verano de más de cien camas en el Hospital de Salamanca, un 60% más que el año pasado, sumado al cierre de algunas plantas del complejo hospitalario”.  “Plazas que dejan de estar disponibles para los pacientes y la asistencia sanitaria y que está suponiendo, además del aumento de las listas de espera, que en el Hospital Clínico Universitario se hayan tenido que triplicar las habitaciones dobles y doblar las individuales, mezclando incluso a pacientes y enfermos con patologías diferentes con los profesionales desbordados a la hora de prestar la atención sanitaria”.

El cierre de camas se ha sumado a la reducción del personal en verano y que cuenta con una escasa o nula sustitución o reposición. “Un ahorro en personal que incide de manera directa también en las listas de espera tanto de intervenciones quirúrgicas como de consultas de especialidades y en el colapso de las urgencias”.

El PSOE de Salamanca, con su presencia en esta concentración ha querido hacer visible su respaldo a todos los profesionales de la sanidad pública salmantina, y sumarse a la reivindicación contra esta medida que deteriora, aún más, la asistencia sanitaria pública en Salamanca. “Además de incrementar el número de pacientes en lista de espera, supone también una reducción en servicios fundamentales, y una disminución de la calidad asistencial con perjuicios tanto a pacientes como a los profesionales, tanto en intervenciones quirúrgicas, pruebas diagnosticas, como en la atención especializada”.