Lunes, 11 de diciembre de 2017

Herrera niega irregularidades y sobrecostes en la construcción del Hospital de Burgos

Según el máximo dirigente de la Junta de Castilla y León, “las nuevas unidades de obra se abonaron al mismo precio previsto en el proyecto inicial”

El presidente de la Junta en la comisión de investigación en las Cortes

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha negado hoy que existan irregularidades en la construcción y gestión del nuevo Hospital de Burgos que analiza una comisión de investigación en las Cortes, donde ha dicho que se trató de «mayor inversión» y no de sobrecoste.

En la primera comparecencia de un presidente autonómico ante una comisión de investigación parlamentaria en esta Comunidad, Herrera ha planteado en su turno inicial de exposición que los sobrecostes de los que habla la oposición no son tales, ya que «las nuevas unidades de obra se abonaron al mismo precio previsto en el proyecto inicial» y la Intervención General de la Comunidad acreditó que «las mayores inversiones efectivamente se habían realizado en su totalidad».

Herrera ha culminado su primera intervención con una enumeración de las mejoras en el servicio sanitario que en su opinión ha significado la apuesta por la fórmula concesional para construir el hospital burgalés y ha defendido su carácter público en una inversión con una «gran rentabilidad social».

El presidente se ha declarado «firmemente convencido» de que la decisión tomada en 2004 de construir el Hospital mediante la fórmula concesional -un grupo de empresas construye de forma más rápida la infraestructura a cambio de gestionar los servicios no asistenciales y un canon anual- fue un acierto porque sin ella «Burgos no dispondría aún de su nuevo Hospital en funcionamiento».

Ha recordado que, tras varios modificados del proyecto y de las cuantías presupuestarias que se abonan a la empresa concesionaria (Eficanza) y tras la última revisión del IPC, el precio final del contrato hasta 2036 asciende a 1.379,18 millones de euros, con una anualidad promedio de 56,64 millones, que retribuyen la inversión realizada por las empresas, el mantenimiento del hospital y el coste de explotación de catorce servicios no asistenciales.

Herrera ha argumentado que estos mismos servicios no asistenciales suponen un coste en el resto de hospitales públicos de la Comunidad de entre 28 y 30 millones de euros, en total unos 700 millones si se tuvieran en cuenta los años de vigencia del contrato del hospital burgalés.

Fuente y foto El Norte de Castilla