Miércoles, 13 de diciembre de 2017

‘Bio.Iberoamérica 2016’ reúne por primera vez a la biotecnología de Iberoamérica

La Universidad de Salamanca será la anfitriona de esta cita que reunirá a cientos de expertos de varios países

Mariano Esteban y Eva María Martín del Valle, en la presentación del Congreso

Mariano Esteban, vicerrector para la conmemoración del VIII Centenario, y Eva María Martín del Valle, profesora de la Facultad de Ciencias Químicas y presidenta del Comité Organizador del congreso presentaron este jueves el I Congreso Iberoamericano de Biotecnología “Bio.Iberoamérica 2016. Biotecnología Integrando Continentes” que se celebrará en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León, en Salamanca, entre el 5 y el 8 de junio de 2016. Organizado por la Universidad de Salamanca, la Sociedad Española de Biotecnología (SEBiot) y la Sociedad Portuguesa de Biotecnología (SBPT), congregará a cientos de investigadores de Latinoamérica, Portugal y España pertenecientes a diversas ramas de la biotecnología. En la celebración de este evento también participan la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería, la Sociedad Colombiana de Biotecnología y la Sociedad Brasileña de Biotecnología, además de algunos centros y grupos de investigación de Argentina, Chile, Costa Rica y otros países de Iberoamérica.

Es la primera vez que se celebra un congreso en el marco iberoamericano, con la idea de reforzar los lazos históricos y culturales que unen a estos países a uno y otro lado del océano Atlántico. El congreso pretende perdurar en el tiempo y celebrarse cada dos años, alternando una edición europea (España o Portugal) y otra en países de América Central y del Sur.

En esta primera cita se presentarán unas 550 comunicaciones, más de 220 en formato oral (de 15 minutos de duración), y unos 300 posters. El congreso se divide en 8 simposios que tratan de cubrir todas las ramas de la biotecnología: Bioenergía, Biomedicina, Alimentación, Biotecnología Agraria, Soluciones Medioambientales, Ingeniería Bioquímica, Biología Molecular y Bioética. Cada una de estas áreas contará con una conferencia plenaria protagonizada por alguno de los expertos más destacados en la materia.

Destaca la intervención de 7 conferenciantes plenarios de prestigio internacional que abordarán distintos aspectos de la biotecnología. Tejal Desai ofrecerá la conferencia de apertura, sobre biomedicina; Mark Sliwkowsi hablará sobre biología molecular; Roberto Solano, de biotecnología agrícola; Martin Schurmann, de ingeniería bioquímica; Juan José Estruch ofrece una conferencia sobre bioemprendimiento; Paulo Mazzafera, sobre bioenergía; y Pedro Álvarez será el encargado de la conferencia de clausura, en la que hablará sobre biorremedicación. Además, habrá 24 key-notes invitados, de científicos de reconocido prestigio del marco iberoamericano, 3 por cada uno de los simposios.

El programa se completa con varias mesas redondas sobre temas relacionados con la biotecnología: Educación en biotecnología, Bioemprendimiento y bioeconomía y Biotecnología, salud y sociedad, con expertos que aportarán una visión multidisciplinar sobre las implicaciones sociales y económicas de este campo del conocimiento y de la investigación.  

Federación de sociedades de biotecnología

La celebración de este congreso dará lugar al nacimiento de una federación integrada por las sociedades de biotecnología de varios países iberoamericanos. Esta iniciativa ayudará a establecer más relaciones internacionales y sinergias entre grupos multidisciplinares, con el objetivo de mejorar las herramientas con las que cuentan los investigadores.

La idea es que Salamanca sea la sede permanente de esta nueva federación por las mismas razones por las que fue elegida para este primer congreso: la calidad de su investigación biotecnológica y sobre todo el atractivo que tiene la Universidad de Salamanca, la más antigua de todas las iberoamericanas.  

En el marco del VIII Centenario de la USAL

Precisamente, este encuentro se enmarca dentro de las actividades de celebración, en 2018, del VIII Centenario de la USAL, en el que uno de los pilares fundamentales es la unificación de las universidades iberoamericanas en un mismo proyecto común que culmine con la creación del Espacio Iberoamericano del Conocimiento.  

Foto: Ángel Arroyo