Jueves, 14 de diciembre de 2017

“Importante aumento de la contratación, preocupante porcentaje de precariedad”

“Es más que evidente la necesidad de establecer una Renta de Ingresos Mínimos, para los que no perciben ninguna prestación”
Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO

“Importante aumento de la contratación, preocupante porcentaje de precariedad”. De este modo resumen los últimos datos del paro de la provincia salmantina en CCOO. Su secretario, Emilio Pérez, destaca que de los 10.439 contratos realizados,  el 94.1% son temporales.

Comunicado de CCOO Salamanca 

Más contratos realizados en este mes de mayo 10.439 que suponen 2.520 más que en el mes de abril, (31.82%), pero con un importante incremento de la temporalidad.

Un 5.89% contratos indefinidos (615) frente a un 94.1% de contratos temporales (9.824). El porcentaje de temporalidad ha aumentado en un 2.65% en este mes.

Con respecto a las personas registradas en el ECyL como desempleadas, 28.565,  la reducción igualmente ha sido muy significativa, disminuyendo en 1.077 personas.

Importantes descensos en el Sector de Servicios con una reducción de 641 desempleados, seguido de la Construcción que ha bajado en 284, el Sector de la Industria desciende en 83 personas y la Agricultura en 64.

Evidentemente se mantiene el mismo orden en cuanto al descenso del desempleo favoreciendo la contratación en los sectores más significativos de nuestra provincia, Servicios y Construcción.

Importante incremento también en las cotizaciones en la Seguridad Social, 1.194 cotizaciones más, llegando a los 113.523 cotizantes. 86.157 en el Régimen general y 27.366 en el Régimen de Autónomos.

En cuanto a las prestaciones, el signo es negativo y sintomático de la pobreza que se sigue generando entre las personas en desempleo.

De las 28.565 en desempleo, 12.603 cobran algún tipo de prestación o subsidio, frente a 15.962 que continúan sin percibir ningún ingreso. Esto supone un 55.87% de personas en desempleo sin ingresos, un 0.52% más que en el mes de abril.

En cuanto a la cantidad media de prestación, en esta ocasión se ha incrementado en 1.9€, pasando de 742.4 en abril a 744.3 en este mes de mayo.                                                                      

Respecto a los datos entre hombres y mujeres, indudablemente que las mujeres continúan sufriendo las mayores tasas de desempleo, de los 1.077 desempleados menos, en los hombres ha supuesto 632 de reducción y en las mujeres 445. Manteniéndose en este mes 12.069 hombres desempleados y 16.496 mujeres.

Luces y sombras envuelven el mercado laboral de nuestra provincia, demasiada lentitud en nuestra economía a la hora de verse reflejados los datos de mejora económica regional y estatal en la creación de puestos de trabajo de calidad.

Si que es evidente, que las medidas que se están tomando por parte de las administraciones, locales y autonómicas, con respecto al uso de los fondos provenientes del Diálogo Social y el Pacto de Empleo Local para los pequeños municipios, están sirviendo para crear parte del empleo existente. El único que podemos considerar de relativa estabilidad y de salarios dignos.

Sabemos y estamos convencidos de que gran parte de los perjuicios que se han ocasionado en este contexto de crisis económica, que sufrimos desde hace más de 8 años, han venido para quedarse, pero debemos seguir luchando y planteando políticas económicas de cara a fortalecer la estabilidad y la creación de nuevas empresas que garanticen crecimiento económico, tejido empresarial estable y empleo indefinido.

Es más que evidente la necesidad de establecer una Renta de Ingresos Mínimos, para todas aquellas familias y para aquellas personas, que permanecen sin percibir ninguna prestación ni ayuda y que por su edad, cualificación y condición social tienen serias dificultades para incorporarse en algún momento de nuevo al mundo laboral.

El tren de la mejora en la cantidad del empleo que se está creando, no puede dejar atrás una bolsa tan importante de personas en la pobreza, fundamentalmente parados de más de dos y tres años en desempleo y con edades superiores a los 50 años, al igual que no debemos seguir permitiendo que las condiciones laborales sigan siendo tan precarias e indignas.

Incremento de los contratos que se realizan, desempleo que desciende y aumento de las cotizaciones en la Seguridad Social, deben ir acompañados de gestos por parte de la Administración que hagan que se reduzca la pobreza y que se dignifique la vida de las personas con mayores necesidades.