Miércoles, 22 de noviembre de 2017

luz y color en la estética de la fotografía y el sentimiento

 

El color proporciona mayor adecuación a la realidad, ya que el mundo es en colores, y una más amplia libertad para el juego de carácter creativo. La luz es un elemento imprescindible para el lenguaje fotográfico. Sin luz no hay fotografía. La iluminación crea sombras, arrugas, rejuvenece o envejece, crea efectos psicológicos del personaje, en función de donde se coloque cambia la puesta en escena de la fotografía. En claroscuro , la clave baja, la clave alta . Se trata de dominar el mundo de luces y sombras, dando a la sombra carácter protagonista, utilizando con maestría el contraluz, el humo de hogueras y cigarros. La niebla y otros efectos se buscan  con fines estéticos, para enfatizar la luz y las sombras y para crear atmósferas y ambientes.

 

Los colores cálidos dan impresión de proximidad, y los fríos de lejanía. También influye el valor de la intensidad tonal de cada color: los valores altos, iluminados, sugieren grandiosidad, lejanía, vacío... Los valores bajos, poco iluminados, sugieren aproximación, intimidad, calma…

 

Los fondos iluminados y claros intensifican los colores, dan ambiente de alegría y los objetos tienen más importancia en su conjunto. Los fondos oscuros debilitan los colores, entristecen los objetos que se difuminan y pierden importancia en el conjunto.

 

El color sirve para centrar la atención, y expresar con más fuerza ciertos instantes. El color tiene gran importancia en la fotografía ya que nos pueden llegar a transmitir sensaciones, pensamientos, narrar historias y hasta pueden manipular nuestro estado anímico, es decir, se puede tener la sensación de emoción, alegría, tristeza, misterio, frío, calor, peligro, agresividad, etc.

 

Los colores se pueden relacionar en nuestra vida cotidiana y son de gran importancia para la comunicación visual. Las emociones que nos generan los colores son ocasionadas por las experiencias vividas. Por lo tanto, el papel que juega el color en la composición de la fotografía es importante para transmitir tanto sensaciones como estados de ánimo.

 

También poéticamente la luz se aferra a la palabra expresando los claroscuros de la vida

Cuando la sombra extiende su luz

sobre la ausencia, sé que la tarde muere

Y sé que tu corazón  aún no despierto

abandona el paisaje que me encierra.

Y eres luz que atardece

un perfil  dorado en las pupilas

y yo querría cegar el corazón, cegar de verte

como la tarde cae como  la noche ciega en el camino

del bosque por donde caminas

hasta la cima de luz que se resiste.

y sé que avanzas

porque avanza la noche

 y que iluminas

tres hojas solas en el bosque,

                                     y pienso

que la sombra te hará clara y distinta,

que todo el sol del mundo en ti descansa,

en ti,

la encendida

rama del corazón en la que aún tiembla

la luz  donde se cumple el día