Lunes, 18 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Suárez-Quiñones insta al Gobierno a que pida a la UE el cambio jurídico del lobo al sur del Duero 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente mantuvo una reunión con más de medio centenar de alcaldes de la comarca de Vitigudino

El conssejero de Medio Ambeinte señaló estar "atado de manos" por la ley que protege al lobo / CORRAL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, señaló este martes en la localidad de Villar de Peralonso la reunión que en breve mantendrá con la ministra de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para que promulgue ante la UE el cambio del régimen jurídico del lobo ibérico al sur del Duero, pues como señaló, “tenemos las manos atadas”.

El consejero mantenía en este municipio de la comarca de Vitigudino un encuentro con más de medio centenar de alcaldes de la zona para explicarles las medidas puestas en marcha por la Junta de Castilla y León para minimizar los efectos de la presencia de tres manadas de lobos en la provincia de Salamanca, “unos 21 ó 22 ejemplares”, precisó, pero en este caso “especialmente activos, lo que está causando en determinadas zonas localizadas, no de forma generalizada, daños importantes y que es lo que nos habilita para ordenar el control de algunos ejemplares”.

Además conforme a las estadísticas del año pasado, Suárez-Quiñones aseguró que en este ejercicio los ataques “no van a menos, se mantienen e incluso se incrementan, por lo tanto el problema seguimos teniéndolo ahí, lo que sigue permitiendo que adoptemos esas medidas excepcionales”, tal y como las considera la legislación europea, añadió. 

Con esta visita, Suárez-Quiñones hacía efectivo el “encuentro por el que se había interesado el presidente de la Diputación  y los procuradores regionales por Salamanca, reunión a la que asistían Concepción Miguélez y Lourdes Villoria, entre otros, además del presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y el diputado del PP por la comarca de Vitigudino, Jesús María Ortiz.

Durante su intervención, el consejero incidió en que “la causa del problema está fundamentalmente en el régimen jurídico al sur del Duero”, donde están enclavados estos municipios, y donde el lobo tiene carácter de especie protegida. “Ese es el origen que impide cualquier tipo de regulación de la población del lobo,  que tiene que ser un control o una reducción muy excepcional y que la estamos acometiendo a través de órdenes de control de ejemplares”, aunque reconoció que “es insuficiente para lograr ese equilibrio entre la ganadería extensiva y el lobo, lo que es prácticamente de una coexistencia muy difícil” si no “imposible”  como consideran los ganaderos, pero para el consejero “hay que tratar de hacerla posible”.

Y entre tanto se modifica el régimen jurídico del lobo al sur del Duero para que no sea especie protegida, “luego ya veremos si debe ser o no cinegética”, para Suárez-Quiñones lo único posible es actuar mediante medidas de prevención por parte de los ganaderos, también de la Junta, la compensación de daños y los controles excepcionales de ejemplares que causen daños a  ganadería, como contempla el borrador del nuevo Plan de Gestión y Control del Lobo en Castilla y León.

Sobre las medidas adoptadas por la Administración, el consejero recordó el cercado de montes públicos sonde se solicitan, la creación de muladares que sirvan de alimento, la indemnización de los daños incluido el lucro cesante mediante el seguro que este este martes entraba en vigor y que agilizará el pago de los daños entre dos y cuatro semanas.

Ver más imágenes: