Lunes, 11 de diciembre de 2017

El programa ‘Violencia Cero’ forma a 850 profesionales de las corporaciones locales

Se trata de una iniciativa de la Junta para la implantación de un nuevo modelo integral que cubra las necesidades de las personas afectadas
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha participado en Ávila en la apertura de los cursos de formación para los casi 850 profesionales de las corporaciones locales implicados en la atención a las víctimas de la violencia de género y que forman parte de los 189 CEAS de Castilla y León dirigidos a la implantación del modelo de atención a víctimas de violencia de género ‘Objetivo Violencia Cero’. En Ávila, se formará a 50 profesionales que prestan sus servicios en los 11 CEAS de la provincia y en la capital. Desde el 30 de mayo hasta el 25 de junio, se impartirá esta formación en las provincias de Ávila, Segovia, Zamora y Valladolid y en el resto después del verano.

Alicia García se ha referido a que la Junta sigue avanzando y trabajando en la implantación del modelo integral ‘Objetivo Violencia Cero’ y que la formación que hoy se inicia con los profesionales que trabajan en esta materia en las corporaciones locales constituye un paso esencial en esta implantación. Es una formación eminentemente práctica, mediante la simulación de casos, sobre el procedimiento y herramientas del modelo y las funciones de los distintos profesionales implicados: coordinador de caso, especialistas de los equipos multidisciplinares de segundo nivel y secciones de Mujer.

Estos cursos se dirigen a todos los profesionales implicados en la atención a las víctimas: a los 578 trabajadores sociales de CEAS que ya trabajan con las víctimas, y también a psicólogos, animadores socioculturales, asesores jurídicos y educadores. Y también al personal de las secciones de Mujer de las gerencias territoriales de Servicios Sociales. Además, se presentarán a los profesionales los nuevos materiales y herramientas elaborados para facilitar la implantación del modelo, como son la ‘Guía de coordinación para la atención a víctimas de violencia de género’, la ‘Guía de orientación jurídica’ y el ‘Manual de apoyo para la intervención  psicológica’.

Guía de coordinación para la atención a víctimas de violencia de género

La guía de coordinación es un documento de trabajo que pretende ser el manual de cabecera para los profesionales implicados en la atención a víctimas de violencia de género, que les facilite la colaboración y coordinación entre todos ellos, con la finalidad de otorgar a las víctimas la mejor de las atenciones, una atención integral, eficaz y cohesionada.

Esta guía ha sido fruto del trabajo de numerosos profesionales de la Gerencia de Servicios Sociales y de las corporaciones locales, que han aportado su experiencia y su tiempo para consensuar la redacción y proceso del modelo de atención. Persigue la coordinación de las actuaciones a desarrollar por los profesionales de servicios sociales de la Administración autonómica y local en el Modelo de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género en Castilla y León “Objetivo Violencia Cero”. Estos profesionales son los trabajadores sociales de los CEAS, los especialistas de los equipos multidisciplinares de segundo nivel y las secciones de mujer de las gerencias territoriales de Servicios Sociales. En ella se detallan los roles de los profesionales implicados.

El primero de ellos es el del ‘coordinador de caso’. Será el profesional de referencia para la víctima que coordinará todas las actuaciones de apoyo: valoración, plan de caso y seguimiento. Además, diseñará una respuesta integral a todas las necesidades de la víctima y garantizará una atención personalizada y continuada, con un seguimiento de la víctima y de la atención que recibe. Con carácter general, el rol coordinador de caso recaerá en los trabajadores sociales de los CEAS. Este coordinador podrá contar en todo momento  con los especialistas en violencia de género de los equipos multidisciplinares de 2º nivel de su corporación local, especialistas del ámbito psicológico, jurídico o laboral. Estos equipos prestarán el apoyo y asesoramiento al coordinador de caso en cualquier momento del proceso a través de los diagnósticos y valoración,  planificación de caso, intervención o atención directa. Esta guía está dirigida al personal de las secciones de mujer de las gerencias territoriales de Servicios Sociales, que tendrán un papel fundamental de seguimiento de todo el proceso y son el punto de coordinación  con el Consejo General del Poder Judicial para recibir las órdenes de protección o sentencias que se dicten en su provincia, comunicando esta circunstancia al CEAS correspondiente para iniciar las actuaciones necesarias con la víctima y ofrecerle todos los recursos que tiene a su disposición.

La guía también desgrana conceptos básicos en la atención a víctimas de violencia de género, como el ciclo de la violencia, las consecuencias de la violencia de género, los mitos en torno a la violencia de género o la conducta del hombre que maltrata. El último bloque de la guía está dedicado al proceso y sus fases, que son la detección, la atención inmediata, la valoración, el plan de atención integral, la provisión de prestaciones y actuaciones por último el seguimiento, detallando las actuaciones dentro de cada fase y el papel de cada uno de los roles.

Guía de orientación jurídica en materia de violencia de género

La Guía de orientación jurídica establece los pasos a seguir en un procedimiento penal, desde la presentación de una denuncia por parte de una víctima de violencia de género, hasta la finalización del procedimiento mediante sentencia. Se trata de una herramienta de especial interés y utilidad tanto para los profesionales que asisten a la víctima como para la propia víctima, que podrá así tener un conocimiento, de forma sencilla, de los pasos que tiene que dar si decide iniciar este procedimiento. También será útil para cualquier persona, entidad u organismo asistencial (servicio de salud, 012, fuerzas y cuerpos de seguridad, entidades del tercer sector, etc.) que tenga conocimiento de alguno de los hechos que puedan ser constitutivos de delito o que detecte un caso de violencia de género.

Esta guía introduce nociones relacionadas con la violencia de género; dedica un amplio apartado a la denuncia, como inicio del procedimiento penal, estableciendo quién puede denunciar, dónde, qué ha de conocer la víctima antes de denunciar o qué ocurre si opta por no continuar con la denuncia; explica la orden de protección, detallando quién puede solicitarla, dónde y cuándo, procedimiento y contenido de la orden; detalla el derecho a la justicia gratuita, qué prestaciones incluye y qué se necesita para resultar beneficiaria.

Junto a esto, en la Guía de orientación jurídica se exponen con claridad los derechos de la víctima de violencia de género en el Estatuto de la víctima del delito, como novedad legislativa en vigor desde octubre del año pasado; recoge los órganos penales implicados tanto en la instrucción como en el enjuiciamiento y apelaciones, así como los delitos penales específicos de violencia de género y las penas que pueden imponerse por la comisión de dichos delitos; detalla contenido de las sentencias, las penas principales y accesorias y dedica un amplio apartado al procedimiento civil de separación y divorcio, donde se exponen los procedimientos de separación, divorcio y guardia y custodia de los hijos, las medidas provisionales previas y las consecuencias del incumplimiento de las mismas, entre otros aspectos.

Manual de apoyo para la intervención  psicológica

Este manual está concebido y se propone como material de apoyo para los especialistas en violencia de género que hayan de acompañar a las víctimas en su crecimiento personal, en la recuperación en el ámbito psicológico de las secuelas del maltrato, el apoyo en el proceso que la mujer sea capaz de llevar a cabo según sus circunstancias y perfil o la atención a sus demandas puntuales. Además, pretende ser una propuesta de instrumentos y técnicas a los que los profesionales pueden tener acceso en la literatura especializada.

Se divide en cuatro grandes bloques que orientan tanto la evaluación como el acompañamiento terapéutico de las víctimas y de los agresores. El primer apartado incide sobre las áreas de valoración, de las mujeres víctimas y de los menores expuestos a la violencia por motivos de género en su entorno familiar; los bloques segundo y tercero del manual centran su atención en la intervención con las mujeres y menores víctimas, resaltando las actitudes adecuadas del profesional, necesarias para un acompañamiento efectivo, aportando estrategias terapéuticas útiles, teniendo en cuenta los distintos posicionamientos de la mujer víctima y de los menores, y los distintos formatos de intervención. Por último, se exponen aspectos relevantes para la intervención con los hombres que ejercen violencia de género desde el ámbito de los servicios sociales y enmarcan el abordaje rehabilitador para lograr un cambio de actitud.