Sábado, 16 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Floja celebración callejera de la Champions por parte de los hinchas madridistas

CIUDAD RODRIGO | A diferencia de anteriores ocasiones, pocos aficionados se pasaron por la Glorieta del Árbol Gordo y sólo dos acabaron en la fuente

Es cierto que la noche no era muy agradable, con la lluvia como molesta acompañante (si no hubiera habido prórroga, la celebración hubiera sido incluso más complicada, por un tremendo diluvio que cayó en los minutos posteriores al tiempo reglamentario), pero la celebración callejera por parte de los hinchas madridistas de Ciudad Rodrigo de la consecución de la Champions fue este año ciertamente floja, sobre todo si se compara con la de hace dos temporadas, cuando también ganaron al Atlético de Madrid en la final.

Aunque el partido se podía ver en cualquier hogar de forma gratuita, cientos de mirobrigenses optaron por disfrutar de la gran final en algún bar, siendo puntos de referencia por ejemplo el Pub El Patio –con una fiel parroquia de seguidores madridistas-, el Yoanna Irish Pub –peña madridista oficial en Ciudad Rodrigo- o El Decano Café-Bar –punto de reunión de numerosos atléticos-.

Como viene siendo habitual en los últimos años, muchos establecimientos optaron por brindar una doble oportunidad a sus clientes, y aunque no hiciera una noche propicia para estar en una terraza (con frío y lluvia), colocaron televisores de tal forma que el encuentro se pudiera seguir en el exterior, por ejemplo en el Pub El Arco (allí estuvieron siguiendo la tanda de penaltys un grupo de turistas esperando a que dejase de llover para poder seguir paseando por Ciudad Rodrigo), La Aldaba, El Decano, La Glorieta o el Delfos.

Como todos sabrán, la final no pudo ser más larga, comenzando con unos minutos de retraso, e incluyendo prórroga y penaltys que no proclamaron un campeón hasta las 23.35 horas. La tradición en el caso de las Champions del Real Madrid marca que el punto de referencia en las celebraciones es la fuente de la Glorieta del Árbol Gordo, pero en esta ocasión se acercaron por allí pocos hinchas madridistas, de forma muy escalonada (casi no llegaron a coincidir los grupos) e incluso lo hicieron acompañados de hinchas atléticos.

En esta ocasión fueron únicamente dos personas las que acabaron en el agua de la fuente para celebrar el título. Una de ellas aparcó su coche al inicio de la subida del Registro, se acercó sólo hasta la fuente, y sin ningún titubeo, se tiró directamente al agua. En ese momento se acercaron otros hinchas que habían ido por allí, acabando también en el agua un habitual de acabar en la fuente –ya le ocurrió lo mismo también hace dos años-.

Más de media hora después de acabada la final, aparecieron por la fuente –aunque sin acercarse al agua- varios grupos más, con momento revival incluido: dos jóvenes portaban camisetas madridistas de dos leyendas de los 80’s y 90’s: Míchel y Redondo, a los que por su edad lógicamente no llegaron a ver jugar con el club blanco.

Aunque hubo pocas personas que se acercaron en la fuente, sí se oyeron bastantes bocinazos por parte de vehículos, y se lanzó algún que otro petardo en algún punto de la ciudad. Para evitar posibles problemas, varias dotaciones de la Policía Local y la Guardia Civil estuvieron dando vueltas con sus vehículos de forma continua, pasando en numerosas ocasiones por la Glorieta del Árbol Gordo (no se llegaron a detener al haber pocos aficionados).

Ver más imágenes: