Viernes, 15 de diciembre de 2017
Béjar al día

Los talleres de simulacros ponen fin a tres días de intenso trabajo

BÉJAR | Cada año aumenta el prestigio de unas jornadas de concentración de bomberos que ya se han convertido en referente para parques y empresas tecnológicas

Ayer se han clausurado las XVI Jornadas Internacionales de Bomberos, después de haber dedicado la mañana del último día a la realización de talleres de simulacro, en los que han participado 90 bomberos.

Los escenarios han sido: el antiguo matadero de Palomares, donde se ha realizado un taller de estructuras colapsadas con incendio y rescate de víctimas, el Parque de Bomberos, donde se han hecho ejercicios de intervención y excarcelación en accidentes de tráfico, y al fábrica de García Cascón, donde se han realizado tres talleres, uno de rescate de caída en un barranco, otro de rescate de atrapados en un ascensor y otro de rescate de atrapados en un montacargas.

Manuel Gallego, jefe de bomberos de Béjar ha señalado que ha supuesto un gran esfuerzo, tanto de trabajo como económico, la organización de estas jornadas, pero ha manifestado sentirse muy satisfecho por los resultados, pues un año más se han cumplido los objetivos y los participantes han enriquecido su formación, han adquirido nuevos conocimientos técnicos y han hecho contactos y amigos entre ellos.

En las jornadas se han cubierto 220 plazas, con alojamiento repartido entre las 180 camas del Albergue de Llano Alto y las 40 del de Candelario, y se han visto aumentadas por los bomberos de otros parques de la zona, como por ejemplo los de Ávila, que han participado como oyentes yendo y viniendo desde esa localidad todos los días.

Los participantes han valorado muy positivamente las jornadas, destacando el compañerismo, los amigos y los contactos que se llevan a sus respectivos Parques, que en un futuro servirán para que los ponentes que han estado en Béjar sean llamados desde otros lugares para dar estos mismos cursos o para resolver situaciones que requieran sus conocimientos.

También han destacado la presentación que ha realizado una empresa tecnológica israelí con delegaciones en España y Portugal, de una cámara térmica capaz de detectar movimientos, incluso los latidos del corazón a través de obstáculos. Sus representantes han explicado que estas jornadas son las más importantes de España, y eso es lo que les ha traído a presentar aquí su trabajo. Han añadido que a ellos les han servido, además de para presentar este radar que ya utilizan los Cuerpos de Seguridad, para mejorarlo en su adaptación a las necesidades del Cuerpo de Bomberos y comprobar in situ  las aplicaciones que tiene en el mundo de los rescates.

A la clausura han asistido los concejales, Santiago Sánchez y Purificación Pozo, entregando a cada uno de los parques participantes, un recuerdo de estas jornadas y la sorpresa ha llegado cuando uno de los participantes le ha entregado al Jefe de Bomberos de Béjar, un casco que le salvó la vida en un simulacro que no salió según lo esperado. Los concejales fueron obsequiados con una botella de cava de los bomberos de la Generalitat Catalana.