Lunes, 11 de diciembre de 2017

La Tahona Delicatessen celebra sus 30 años con degustación de sus productos

Una veintena de profesionales forman parte de una empresa que sigue las premisas de variedad, calidad y la mejor selección de materias primas 
Celebración de los 30 años en el Casino (Foto de Álex López)

La Tahona Delicatessen celebra sus 30 años de andadura en Salamanca con un calendario de actividades del que forma parte la exhibición de productos que se desarrollado este miércoles en el Casino de Salamanca.

En esta jornada, que estará dirigida por la mañana a los clientes profesionales y por la tarde al público general, se mostrarán una amplia variedad de productos de panadería, repostería, pastelería y productos gourmet que día a día se pueden encontrar en sus tiendas de las calles Azafranal, Paseo de Carmelitas y Avenida de Portugal.

Los asistentes a este acto realizarán un recorrido gastronómico por diferentes stands en los que se encontrarán los 30 tipos de panes que a diario se realizan en sus obradores, sus productos más reconocidos de pastelería y bollería, así como una selección de artículos delicatessen (vinos con denominación de origen, conservas, aceites, mermeladas, pastas, chocolates, legumbres, etc…) nacionales e internacionales. “Queremos que nuestros clientes conozcan con nosotros, stand a stand, estas tres décadas ofreciendo día a día productos de calidad”, destaca Narciso Hernández, gerente de la empresa salmantina.

Un nuevo concepto de panadería

En 1986 Narciso Hernández implementó en Salamanca un nuevo concepto de panadería en su tienda-obrador de la calle Azafranal. “Queríamos ofrecer productos que destacasen por su calidad y su variedad, más allá de la panadería y pastelería tradicional que se ofertaba hasta entonces”, recuerda.

Poco a poco, el establecimiento fue quedándose pequeño y la empresa se amplío con un el obrador de panadería en el Polígono de La Serna, situado en Santa Marta de Tormes.

Más adelante, se abrió la segunda tienda en la Avenida de Portugal y la tercera en el Paseo de Carmelitas. Esta última llevaba consigo un concepto novedoso: su parte delicatessen. “Mi afición a la gastronomía quiso que ofreciese a mis clientes una selección de artículos, desde vinos hasta conservas, que fueran un complemento ideal de nuestra oferta en panadería, pastelería y repostería”, explica Narciso Hernández.

Actualmente, La Tahona Delicatessen está formada por un equipo de una veintena de profesionales que siguen tres premisas principales: “variedad, calidad y la mejor selección de materias primas con un servicio profesional”, indica Hernández.

Apuesta por la innovación

Desde 1986 la innovación siempre ha estado ligada a La Tahona Delicatessen. Hace décadas, explica Narciso Hernández, la oferta de panes especiales realizados con harinas que no fuesen de trigo (cebada, maíz, centeno…) fue una apuesta que contó con el respaldo de los salmantinos.

En la actualidad, La Tahona Delicatessen continúa está línea de trabajo ofertando una selección de productos de panadería y pastelería realizados con harinas seleccionadas y ecológicas. “Cada vez más los clientes buscan cuidar su alimentación con productos naturales y nosotros queremos ofrecerles un plus en nuestra oferta. Panes y artículos de pastelería y repostería realizados con harinas ecológicas y masa madre, huyendo de conservantes y aditivos”, concluye Narciso Hernández.

Fotos: Alejandro López