Martes, 12 de diciembre de 2017

Solo una de cada cinco pymes ofrece sus productos en internet

El comercio electrónico avanza despacio en la Comunidad
Las nuevas tecnologías avanzan lentamente entre las pymes

Los llamamientos para que las pequeñas y medianas empresas aprovechen al máximo las nuevas tecnologías resultan cada vez más insistentes. Tanto los organismos públicos como las propias organizaciones empresariales recuerdan a los propietarios y directivos de las pymes (empresas con menos de 250 trabajadores) que Internet acorta la distancia con las grandes compañías. La necesidad de innovar y adaptarse al mundo digital resulta una cualidad fundamental para cualquier pyme si quiere seguir siendo competitiva. Y dentro de esa transformación digital, el comercio electrónico, también conocido como ‘e-commerce’ (electronic commerce, en inglés), constituye un nicho de negocio que abre inmensas posibilidades para las empresas.

Las pymes son conscientes de su importancia y de los beneficios que puede reportarles, pero también de que no resulta tan fácil disponer de una tienda virtual abierta las 24 horas de los 365 días del año para ofrecer sus productos o servicios ‘on-line’ a consumidores de todo el mundo. Distintos estudios de empresas especializadas así lo confirman: el último, un informe que ha divulgado eBay, la plataforma global de compraventa de productos, capaz de conectar a millones de vendedores y compradores de todos los países, a partir de las conclusiones del estudio ‘Las pymes españolas en el ámbito ‘on-line’, realizado a través de Madison Market Research en empresas de menos de 200 empleados entre los pasados meses de febrero y marzo.

El estudio ha analizado en profundidad la relación de las pequeñas y medianas empresas con el comercio electrónico, al igual que su visión, conocimientos y actitud hacia el mundo ‘on-line’, mediante 1.235 encuestas a gerentes de pymes en todo el territorio nacional. La primera conclusión constata la falta de preparación de las pymes españolas para iniciarse en el comercio electrónico. Castilla y León no resulta una excepción, antes al contrario: los dirigentes de seis de cada diez empresas (60,3%) afirman con sinceridad que no se encuentran preparados para vender ‘on-line’, y de hecho solo una de cada cinco empresas de la comunidad autónoma (19,1%) ofrece sus productos a través de la red. Además, según detalla eBay, casi un tercio de las pymes castellanas y leonesas encuestadas (el 32,4%) no tiene ninguna presencia en Internet, a pesar de que el 61,8% de las empresas encuestadas disponen de página web y el 38,2% se encuentran presentes en alguna de las distintas redes sociales.