Sábado, 16 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Excelente participación en la primera Marcha senderista ‘Arribes del Águeda’

LA FREGENEDA | En torno a 200 personas participan en esta jornada que sirve a la Ayuntamiento para coger el pulso a las posibilidades que ofrecerá en breve la vía férrea

A la convocatoria acudieron muchos senderistas procedentes de la capital y otros puntos de la provincia / CORRAL

En torno a 200 personas participan este domingo en la primera Marcha Senderista Arribes del Águeda organizada por el Ayuntamiento de La Fregeneda y con la que el Consistorio trata de coger el pulso a la organización de este tipo de eventos de cara a la adaptación de la vía férrea del Duero a la práctica del senderismo a través del proyecto impulsado por la Diputación Provincial.

En esta primera edición los senderistas recorren 10 kilómetros de senderos de dificultad media y de sus tramos incluye dos kilómetros de a la legendaria Línea Férrea del Duero, infraestructura construida a finales del siglo decimonónico, cerrada al tráfico ferroviario en 1985 y declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, en el año 2000. La marcha ’Arribes del Águeda’ transcurre por el encajonamiento del río Águeda y junto a una parte del atrayente trazado de la vía férrea. Se podrán ver, además, el paisaje de berrocales con llamativas formaciones rocosas, los enebros o júmbrios y la rica fauna y flora del entorno.

El inicio de la marcha se daba pasadas las 10:00 horas, después de que cada senderista formalizase su inscripción y recibiese una mochila como obsequio conmemorativo de esta edición. Tras la foto de familia, los senderistas tomaban dirección hacia la Peña Redonda.

El alcalde de la localidad, Bernardo García, se mostraba satisfecho con el resultado de la convocatoria: “Para ser la primera vez creo que hay una participación idónea para prepararnos de cara a la próxima rehabilitación de la vía. Podíamos haberle dado un mayor interés si en lugar del Águeda hubiéramos elegido la vía férrea en el nombre, pero no era nuestra intención atraer a mucho público. Creo que el número es adecuado para nosotros”. Además de esta circunstancia, otra de las notas positivas era que la mayoría de los senderistas procedían de otras localidades, incluso un autobús fletado desde Salamanca.

Una vez en Peña Redonda, los senderistas se dirigían hacia el paraje conocido como la Mesita de los Curas, donde tendría lugar el avituallamiento. A continuación, continuaban el descenso hasta la Peña de la Sal para alcanzar el puente del Arroyo Lugar. Desde ese punto comenzaría el regreso hasta el pueblo por el sendero de Cegaviño, para continuar con la visita al Pozabajo, fuente romana.

A las 14.00 horas está prevista  la comida en la Plaza de España, y por la tarde, visita a la maqueta de la vía férrea y al interior de la iglesia de San Marcos Evangelista, templo datado en el siglo XVI.