Domingo, 17 de diciembre de 2017

Tierra de vergel

Mayo se hizo de luz y lluvia, de verde y promesa de vida. Con sus dedos de esperanza, toca el nido nuevo y el vientre de la tierra vieja, de la que todo sale para luego volver. Avanza la primavera en el vergel. (Jclp)

Mayo se hizo de luz y lluvia, de verde y promesa de vida. Con sus dedos de esperanza, toca el nido nuevo y el vientre de la tierra vieja, de la que todo sale para luego volver. Avanza la primavera en el vergel.

(Jclp)

De lo viejo y lo nuevo sabe mucho Rosa Gómez (en la imagen de la derecha), que ha desarrollado una iniciativa fotográfica de extraordinaria calidad alrededor de La Sierra de Francia, compartida en su desarrollo con SALAMANCArtv AL DÍA. La ‘Mirada’ de este periódico en este domingo de mayo selecciona algunas de las hermosas imágenes (ver galería) que ha realizado en tierras al sur de la provincia -especialmente en La Alberca, su pueblo natal, como la que encabeza esta reseña en los huertos que lo circundan-, y que forman parte de su proyecto http://emotional-landscapes.com

Recientemente, el pintor Florencio Maíllo describía su trayectoria profesional de manera certera:

ROSA, FOTÓGRAFA

Rosa Gómez es fotógrafa. Una cualidad que distingue a todo fotógrafo es ser “distinto”, y la obra de Rosa lo es, porque es sincera consigo misma y lo son sus intensas vivencias con el entorno. En su obra aborda su recorrido vital, su estilo le sale de dentro y eso hace que sea propio, lo más valioso que podemos ofrecer cuando nos dedicamos a la creación.

Las fotografías de Rosa, cargadas de la más genial intuición, acarician los elementos a los que se acerca con su objetivo, manifestando el máximo respeto por el referente, por el acto fotográfico y, en especial, por quien se acerca a su obra. Es en este estadio de profunda emoción donde emerge su pasión por construir un mundo gráfico lleno de vibraciones con las que nos deleita a diario. Es así donde la creación fotográfica encuentra su máximo esplendor, la fotografía es pasión, y en Rosa encuentra sentido porque las realiza para ella misma, apasionadamente.

Su alta pericia técnica pasa desapercibida ante el inmenso placer que proyectan las metáforas y los elementos simbólicos con los que da inmortalidad a sus construcciones narrativas. Sus fotografías poseen la cualidad de hacer visible atestiguando y ratificando lo sucedido, dejando testimonio y registro de nuestra ancestral y rica cultura serrana, para activar nuestra memoria. Rosa tiene la cualidad de unir el presente, que observa, con el pasado de la memoria porque conoce, sabe y percibe.

Rosa cultiva su diario de imágenes-archivo desde el conocimiento y la emoción. Con su inspiración, selecciona, recorta y extrae su singular mirada de la realidad para crear una obra fotográfica claramente proyectada hacia el futuro, consolidando lo que ya es ausencia, sacando lo mejor de ella misma y de la realidad a la que se acerca, especialmente de la Sierra de Francia.