Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Versos, música y silencio para el Cristo de Pizarrales

VI edición de la oración ante el crucificado procedente del colegio de las Trinitarias
El grupo de escritores y miembros de la Junta directiva de la Hermandad delante del Cristo de la Vela

Silencio y poesía. Luz y palabra.  Once escritores ofrecieron sus versos al Cristo de la Vela de Pizarrales y los cofrades de la Hermandad del Silencio en la iglesia parroquial de Jesús Obrero, centro neurálgico de esta populosa barriada. Un acto hermoso y sentido, presentado por el médico, cofrade de la Vera Cruz y colaborador de SALAMANCArtv AL DÍA, Tomás González Blázquez, quién trazó un recorrido interior a la luz del Cristo de la Vela.

En presencia de la Junta directiva de la Hermandad, cofrades y numerosos vecinos de Pizarrales, los poetas ofrecieron hondas palabras al Cristo que alberga el sentimiento de un barrio que pelea cada día por su dignidad.

Por este orden, Elena Díaz, Ana S. Díaz de Collantes, Juan Ángel Torres Rechy, María del Carmen Prada, Marian de Vicente, Verónica Amat, Xenaro Ovín, Juan Carlos López Pinto, Isaura Díaz Figueiredo, José L. Martínez Garvín y José Amador Martín (coordinador del acto poético) leyeron sus versos cargados de belleza y esperanza, entreverados con la música del Coro parroquial de Jesús Obrero.

Al término del recital poético, los responsables de la Hermandad del Silencio tributaron un homenaje a los hermanos con 25 años de pertenencia a la cofradía, al tiempo que entragaban, de la mano de Miriam Labrador, los premios del concurso fotográfico promovido alrededor de la Semana Santa.

El hermano mayor, Agustín Martín Encinas, agradeció la colaboración de los escritores y la presencia de cofrades y vecinos en un acto que ya se ha consolidado y forma parte de la vida de la cofradía. Junto a él, la presidenta Isabel Martín Ayuso y el secretario de la Hermandad, Julio Pérez Macías. Una tarde, cuya apertura correspondió a Ana Iglesias Gómez, de la Junta directiva de la cofradía.

Cristo de la Vela

Crucificado indocumentado de principios del s. XX procedente del Colegio de las Trinitarias, elaborado en escayola es posible que provenga de los talleres de imaginería de Olot. Desfila en plano inclinado sobre andas de carga interior.