Sábado, 16 de diciembre de 2017

Y después del doctorado, ¿qué?

 

Marta Domínguez Prieto es una licenciada en Biología, con Máster en Neurociencias y en estos días obtendrá el Doctorado en Neurociencias por la Universidad de Salamanca.

 

Es una joven investigadora que ha desarrollado toda su trabajo en nuestra ciudad en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León.

 

Su sueño es que una vez terminado su Doctorado pueda seguir trabajando en investigación, pero bien valorada. Marta nos comunica con tristeza que a los científicos en España no se les valora económicamente. Después del esfuerzo que supone realizar el largo periodo de un doctorado y con la inversión tan grande que se hace por parte de la Administración Pública, los científicos terminan y se encuentran sin un futuro digno. No hay un hueco para que personas como ella devuelvan a la sociedad todo lo que ella ha aprendido con su extraordinaria investigación. 

 

Es una de las personas que estudió Biología porque le gusta la vida.  Es una apasionada por la investigación de base,  que es esencial para poder realizar avances científicos.  De su paso por  el Instituto de Neurociencias donde ha desempeñado su investigación sobre EL ALZHEIMER, se queda con el equipo humano con el que ha trabajado y con el que le gustaría poder hacerlo en el futuro y poder aportar una solución para esta enfermedad que está afectando cada día a más personas.

Marta es una mujer con ideas muy claras y con los pies en la tierra, por este motivo cree que en estos momentos tan difíciles para los investigadores, trabajar en España es casi imposible, aunque no pierde la esperanza, por eso intentará obtener alguna beca POST_ DOC en algún otro país y así enriquecerse tanto a nivel profesional, conociendo otras formas de trabajar y actuar, como personal.

 

Le gusta la docencia  compaginada con la investigación y después de escucharla en una conferencia que ofreció en la residencia de Alzheimer: Boni Mediero de Salamanca, puedo testimoniar que será una buena docente. Su capacidad para motivar, su lenguaje cercano, sin perder el contenido científico y su dulzura, son unos ingredientes muy importantes para llegar al alumnado.

Es una joven comprometida con la sociedad y siempre que puede ofrece su colaboración. Actualmente se puede ver una de sus extraordinarias fotografías, en la exposición de Fonseca dentro de las actividades  de la primavera científica de la USAL.

 

Desde estas líneas deseamos que Marta encuentre el lugar que por su categoría como excelente científica le corresponde y que si desea conocer otras experiencias fuera de España sean para que dentro de pocos años pueda venir y aportar a nuestra sociedad los avances más punteros para encontrar una solución a enfermedades tan impactantes como el AlZHEIMER.

 

Desde este medio nos gustaría poder sacar la noticia de que una excelente científica ha encontrado empleo digno  en España.