Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Cruel final

Un gol del Mirandés B en el último minuto provoca el descenso directo del Ciudad Rodrigo, que se quedó a un gol propio de haber seguido vivo
Piña del Ciudad Rodrigo antes de empezar el último partido

[Con la colaboración de María Rodríguez]

El Ciudad Rodrigo volverá la próxima temporada a Regional de Aficionados tras una rocambolesca tarde final de la competición en 3ª que tuvo un desenlace absolutamente dramático y cruel para los intereses mirobrigenses, que hasta casi el último segundo pensaban que iban a tener que animar a alguno de los equipos que lucharán a partir del próximo fin de semana por ascender a 2ªB.

Sin embargo, en ese último minuto de la temporada, el Mirandés B anotó un gol en su visita al Burgos Promesas 2000 que dio con los huesos del Ciudad Rodrigo en Regional al salir perjudicados del triple empate final a 36 puntos entre Mirandés B, Ciudad Rodrigo y Santa Marta.

Circunstancias de la vida, el Mirandés B ‘acabó’ con el Ciudad Rodrigo justo en el mismo minuto, y con el mismo resultado (2-3), con el cual los mirobrigenses se llevaron la victoria de Miranda de Ebro el pasado mes de noviembre; con un desenlace también similar al modo en que el rival del Mirandés B, el Burgos Promesas, se llevó el triunfo de Miróbriga en el mes de enero.

Como otra ironía de este final, el Mirandés B ganó por el mismo resultado conseguido en su anterior victoria liguera, que precisamente fue cuando salieron victoriosos en Ciudad Rodrigo en el mes de marzo. Desde entonces no habían vuelto a ganar, perdiendo en las últimas semanas algún partido en el que iban por delante. Esta vez hicieron lo que no habían hecho en los últimos 4 partidos, y eso condenó al Ciudad Rodrigo.


[ASÍ FUE EL DESARROLLO DE LA TARDE]

Esta tarde final liguera fue no apta para cardíacos, siendo necesario para el Ciudad Rodrigo estar pendiente de dos centros de atención: su propio partido, que empezó muy bien y acabó mal, y el partido del Mirandés B frente al Burgos Promesas, donde pasó de todo.

Previamente al inicio del choque de los mirobrigenses, hubo que estar pendientes de la última jornada de 2ª División B, por si se daba la carambola necesaria para evitar el descenso directo del Atlético Astorga, y por ende, que el cuarto por la cola de 3ª no descendiera por arrastre a Regional. Aunque el Atlético Astorga ganó su partido, en ningún momento se dieron los otros resultados que eran necesarios.

Como decíamos, el encuentro comenzó muy bien para el Ciudad Rodrigo, adelantándose en el 5’, lo que hacía que pasara a estar salvado de forma directa. Esa situación cambió en el 28’, cuando el Cristo Atlético empató el partido. A partir de ahí, el Ciudad Rodrigo se situaba en posición de descenso por arrastre. Justo antes, había marcado el Mirandés B, pero este resultado no interesaba salvo que el Ciudad Rodrigo fuera perdiendo.

Eso ocurrió en el 48’, cuando el Cristo Atlético puso el 2-1. Sin embargo, de forma inmediata el Burgos Promesas empataba el duelo frente al Mirandés B, con lo cual el Ciudad Rodrigo continuaba en ese puesto de descenso por arrastre que al fin y al cabo era el consuelo menor. El Cristo Atlético puso un tercer gol que ponía las cosas más complicadas, pero de Burgos seguían llegando buenas noticias al ponerse por delante el Burgos Promesas (2-1).

En ese momento, para que algo variase, eran necesarios 2 goles del Mirandés B o 3 del Ciudad Rodrigo. Desgraciadamente, al que le salió cara fue al Mirandés B, que empató en el 81’, justo después de que el Ciudad Rodrigo colocara el 3-2. Eso hacía que, si el Ciudad Rodrigo marcaba un gol más se salvaba, pero al mismo tiempo si marcaba el Mirandés B los mirobrigenses se iban a Regional.

El que atinó con la portería, justo en el último minuto, fue el Mirandés B, y el Ciudad Rodrigo desciende de categoría, rompiéndose de este modo la estadística que decía que los mirobrigenses no descendían a Regional tras la primera temporada de sus estancias en 3ª.


[LA FICHA | CRISTO ATLÉTICO 3 - CIUDAD RODRIGO CF 2]

3ª División (Gr. VIII) | J38 (Última) | Estadio Nueva Balastera (Palencia)

Cristo Atlético 3: Julio, Palao (89’ > Héctor), Pablo, Diego, Cuenca, Eusebio (70’ > William), Víctor, Pelayo, Camilo (77’ > Díaz), Bueno y Aitor

Ciudad Rodrigo CF 2: Manu, Saúl, Rober (64’ > Pando), Risueño, Exkuy, Víctor (50’ > Marcial), Santi, Maza, Alberto (90’ > Pelu), Iñaki y Caramelo

Goles: 0-1 Alberto (5’), 1-1 Aitor (28’), 2-1 Camilo (48’), 3-1 Pelayo (53’), 3-2 Iñaki (80’)


[ASÍ FUE EL PARTIDO]

El Cristo Atlético, al que le valía un empate para estar salvado del todo (como mucho podía descender por arrastre), entró mejor al partido, merodeando pronto el área de Manu, con un tiro desde el borde del área que se fue por encima del larguero en el 2’, y un centro al minuto siguiente que acabó en las manos de Manu.

La primera aproximación mirobrigense, unos segundos después, concluyo con un centro-chut de Saúl que atrapó el guardameta local, que fue ‘clave’ en el primer gol mirobrigense, en el 5’, cuando Alberto -el jugador que anotó el gol clave frente al Becerril-, aprovechó el rechace del guardameta a un tiro previo.

Con el marcador a favor, fue el Ciudad Rodrigo el que generó más peligro en los minutos siguientes, con un córner que fue rematado alto por Rober, una falta desde el medio del campo que botó Caramelo que se envenenó yéndose cerca de la escuadra derecha, y otro córner -tras un tiro previo de Maza que rozó en un rival- que también remató Rober, en este caso con el pie, que sacó el guardameta.

A partir de ese momento, cesó casi por completo la producción ofensiva mirobrigense, que apenas lo volvió a intentar en el 26’ con un balón lejano de Saúl que se fue al lado del palo. Casi justo después, en una aproximación local (apenas habían vuelto a tener un remate en el 19’ que se marchó fuera), Risueño cometió penalty desde el suelo, engañando por completo el jugador del Cristo Atlético a Manu a la hora del lanzamiento.  

Con ese resultado, el partido entró en una fase un poco de impás, estando más fino el Cristo Atlético a la hora de mover el balón, teniendo en el 38’ un centro que fue rematado alto de cabeza. A continuación, hubo un córner, que despejó Risueño de cabeza, pero que generó un tiro que atrapó Manu.

Como cierre del primer tiempo, Alberto lo volvió a probar para los mirobrigenses –tras muchos minutos ‘de ausencia’- atrapando el balón el guardameta sin muchos problemas, y Manu atrapó un remate de cabeza algo flojo que iba hacia la escuadra.

Con un resultado al descanso que en cierta medida valía, la segunda parte comenzó de la peor forma posible para el Ciudad Rodrigo, encajando el 2-1 en el 48’ en un remate de cabeza tras un saque de esquina en el que hubo una pequeña cadena de fallos. En la siguiente ocasión clara de gol del partido, en el 53’, los locales colocaron el 3-1 tras despejar Manu con los puños y caerle el balón a un jugador del Cristo Atlético, que no perdonó.

Con casi todo perdido en su partido para el Ciudad Rodrigo (al menos el Mirandés no iba ganando), los mirobrigenses empezaron a volcarse más arriba, realizando Santi en el 57’ un remate frente al portero que éste atrapó por bajo in extremis. Sin embargo, estuvo a punto de llegar el disgusto de un cuarto gol en contra, en una acción en la que regatearon a Manu sacando un tiro que despejó Risueño en la misma línea de gol.

El Ciudad Rodrigo movió el banquillo para poner toda su pólvora ofensiva (entraron Marcial y Pando por Víctor y Rober), protagonizando el carrusel final de oportunidades, empezando con una falta botada por Saúl en el 73’ que se fue por encima del larguero. En otra falta llegaría el gol que permitía esbozar una cierta sonrisa (porque todavía quedaba tiempo), el 3-2. Este lanzamiento corrió a cargo de Caramelo, quién se la puso de rosca a Iñaki, quién mandó el balón de cabeza al fondo de la red.

En el 81’ hubo otro córner a favor de los mirobrigenses que despejó la defensa, mientras que en el 84’, Alberto botó otra falta cerca del área que se fue por encima de la escuadra por poco. Justo cuando se estaba entrando en el tiempo de descuento, Alberto tuvo que retirarse al sangrarle la nariz por un golpe.

El Cristo Atlético, que estaba bastante tranquilo (su situación solo variaba si encajaba 2 goles más), tuvo su última intentona en el 91’, cuando un jugador se quedó sólo frente a Manu, sacando una vaselina que se marchó alta. Como cierre, hubo un córner a favor del Ciudad Rodrigo que el portero golpeó antes que nadie, esfumándose los últimos segundos del partido. Justo al pitar el árbitro el final, llegó la peor de las noticias desde Burgos: el tercer gol del Mirandés B


[ZONA MIXTA]

En palabras del director deportivo del Ciudad Rodrigo, Aris Marcos, “el fútbol hoy ha sido muy cruel, nos debe una… es difícil buscar consuelo; esto es un juego y tenemos que aceptarlo como tal, sino no sería tan grande”, indicando que “la tristeza por la derrota dura unos días, el orgullo por haber peleado dura para siempre”.

En torno al partido, cree que el arbitraje “ha sido bochornoso, no creo que tenga la conciencia tranquila, el colmo es pitar final cuando vamos a sacar un córner”. Aris Marcos da la “enhorabuena a Cristo Atlético y Mirandés B”, y agradece a toda la afición desplazada: “son enormes”.

Desde su punto de vista, “dentro de 10 años, de 20… se recordará a este equipo, que ya es leyenda”, añadiendo que “a veces sólo nos quedamos con el resultado pero el fútbol es mucho más, este equipo ha conseguido mover a todo un pueblo y despertar la admiración del resto de la gente del fútbol que sabe con los pocos medios que hemos trabajado”.

Para Aris Marcos, “estamos en fase de aprendizaje y ha sido un gran máster; tengo muy claro que hemos hecho historia”, resaltando además que “tengo la conciencia muy tranquila y estoy muy orgulloso; durante las 38 jornadas hemos salido a ganar siempre todos los partidos”. Por ello, da su “aplauso para todos mis jugadores; son únicos y siempre estarán en mi corazón”.

Como reflexión final, Aris Marcos explica que “el cuerpo técnico ha trabajado a destajo y hemos hecho lo máximo posible; es difícil a veces elaborar entrenamientos cuando disponemos de pocos jugadores por trabajo y estudios; además llevamos seis meses sin cobrar y nunca hemos tirado la toalla, al contrario, hemos trabajado siempre con la misma ilusión”.

Aris Marcos da las gracias “de corazón” a “José Antonio, Juan Sánchez, Enrique Garrido, Diego, Colino, Rogelio y Alberto; cualquier persona en esta situación habría abandonado el barco y hemos luchado hasta el final”. De igual modo agradece al Salmantino “su amabilidad y colaboración durante todo el año, es un club enorme”, y a Jorge, entrenador del Pizarrales, “que en los últimos entrenamientos he tenido que pedirle ayuda para poder entrenar facilitándome siempre todo, incluido jugadores”.

Por último, da las gracias “a todos los conductores de JJ Martín, gente extraordinaria, y a Agustín Martín Persona por acompañarnos a todos los partidos tanto fuera como en casa y por todo lo que ha hecho por este equipo”.


[NEXT]

El Senior del Ciudad Rodrigo CF ha finalizado su temporada.