Jueves, 14 de diciembre de 2017

La salmantina Iris Sánchez, subcampeona en el Nacional Júnior

La haltera del Club HalterTormes realizó un primer levantamiento de 60 kilos en arrancada y otros 80 en dos tiempos, lo que le dio 140 kilos en el total olímpico
Iris Sánchez, a la izquierda, en el podio del Nacional Júnior

Las instalaciones del Pabellón Cerro Almodóvar acogieron este sábado una nueva edición del Campeonato de España Júnior de Halterofilia donde la levantadora salmantina del Club HalterTormes Iris Sánchez se proclamó nuevamente subcampeona de España. Junto a ese título honorífico, Iris Sánchez Pinto, logró tres nuevas medallas para el club tormesino.

Ya antes de la competición, la incertidumbre previa a la misma, era justificada, ya que hasta el último momento la levantadora charra tuvo que ajustar su peso corporal, para poder entrar y disputar con garantías, dentro de la categoría de 75 kilos. Este hecho, hizo que la salmantina, llevara más dudas de las habituales en el inicio de la tanda de arrancada, lo que provocaría que junto a una falta de concentración, fallara su primer movimiento.

A pesar de ese error, Iris se recompuso y pudo firmar una marca de 60 kilos que le valdría un bronce, algo que marcaría tener que ir a remolque en dos tiempos, para intentar remontar la situación.

En dos tiempos, la haltera del HalterTormes salió más consciente y mentalizada y ya desde inicio salió mandando en los intentos frente a su máximo rival, la aragonesa María Elvira. Esta levantadora puso muy cara su derrota, llevando a Iris a tener que hacer una gran marca, si quería llevarse la plata de dos tiempos, y además llevarse el subcampeonato de España. Con un meritorio levantamiento válido de 80 kilos, Iris, rubricó los objetivos que la charra tenía marcados antes de competir, finalizando con 140 kilos en total olímpico.

Tras esta competición su entrenador, Miguel Ángel, realizará un pequeño trabajo de recuperación para de nuevo activar a su levantadora, ya que en cuatro semanas tienen la cita más importante del año, como es el Nacional Absoluto, donde a buen seguro la dificultad será máxima.