Domingo, 17 de diciembre de 2017

100 años: la película que nunca verás 

Jonh Malkovich presentaba los pasados 11 y 12 de mayo su nueva película en el Festival de Cannes

El controvertido John Malkovich de 62 años actuó en más de 70 películas, muchas de las cuales le valieron la nominación al oscar. El director y protagonista del singular film Cómo ser John Malkovich (1999), una comedia surrealista en la que un titiritero consigue acceder a la mente del cineasta estadounidense a través de una extraña puerta de unas oficinas neoyorquinas, estrena en Cannes su nueva película, que no se proyectará hasta dentro de un siglo.

La película protagonizada por éste y dirigida por Robert Rodríguez (Abierto hasta el amanecer o Sin City) será un reflejo de cómo el mundo actual entiende el futuro, retratando la vida en la tierra dentro de cien años, estableciéndose el estreno de la misma para el  18 de noviembre de 2115. Parte de esta se proyectaría en el hotel Le Majestic Barriere Cannes (Francia), para un selecto grupo de invitados. La película la patrocina una marca de coñac que envejece su producto un siglo antes de ponerlo a la venta y es una visión de cómo podría ser el mundo entonces.

La productora afirma en un comunicado oficial: "Queremos una caja segura; una vez que la puerta se cierre, comenzará la cuenta regresiva y no habrá manera de abrirla hasta que hayan pasado 100 años, el 18 de noviembre de 2115". Éste es, sin duda, un proyecto lleno de creatividad e innovador. La esotérica película verá la luz en el momento que el cronometro encargado de la cuenta atrás se pare y se abra automáticamente la caja de seguridad ideada por la marca francesa Fichet-Bauche, líder en la fabricación de cajas fuertes.

Para asegurarse de que nadie la verá hasta la fecha de su estreno, la cinta está celosamente guardada en la caja acorazada de un banco, con instrucciones de que no salga de allí hasta que llegue la fecha, además en ella se guarda el guión del propio Malkovich.

¿Cómo se verá este proyecto tan insólito entonces? ¿Se reirán nuestros nietos del cine de nuestros días?

Adrián Besada Filgueiras